El cierre de Rojadirecta sirve de muy poco

Rojadirecta se había convertido en una de las webs más populares en España, sobre todo aupada por los usuarios futboleros que cada fin de semana visitaban el portal para acceder a los partidos de sus equipos favoritos. Esta semana, un juzgado de los Mercantil de Madrid ha ordenado el cese inmediato de su servicio y, en el momento de escribir estas letras, ya no es accesible. ¿Para siempre?

RojadirectaY es que el cierre es una medida cautelar, es decir, no se trata de sentencia en firme y la situación podría volver a cambiar en poco tiempo.

Sin embargo, este cierre cautelar de la web me ha llevado a escribir esta entrada ya que soy de los que piensa que se trata de una medida fútil, una victoria pírrica para los gigantes de la comunicación, demandantes en la causa.

Pero no es la temporalidad de la decisión judicial lo que convierte esta victoria en inútil. No, lo que la desprende de utilidad a ojos de las productoras de TV es que hay decenas (¿cientos?) de webs de enlaces y streaming deportivo que se van a repartir, de momento, el pastel que se comía Rojadirecta. Es más: aunque cerraran el resto de webs, algo que parece imposible, o se tratara de impedir técnicamente su acceso (medida absurda, ya que también se ha demostrado su inutilidad en otros casos) seguirían apareciendo por la red miles de enlaces sopcast, acestream u otros servicios de streaming P2P. Y, entonces ¿qué?

En Francia o EE.UU. han intentado, en estos últimos casos, atacar al usuario final. De momento, sin éxito, dada la avalancha de usuarios de estos programas. ¿Qué solución queda? Lo mismo que han hecho otros en situación semejante: ofrecer precios de suscripción competitivos, pero no en ofertas temporales para captación de clientes, sino con tarifas permanentes; o partidos a la carta, con precios asumibles para clases media y baja. Netflix, por ejemplo, es un modelo paradigmático en el que podrían inspirarse.

Soy consciente, sin embargo, que la situación de las productoras de eventos deportivos no es la misma que en el caso del cine y series. Los derechos de retransmisión no son baratos, precisamente…

En cualquier caso, lo que sí deberían tener claro es que conseguir el cierre de webs como Rojadirecta es una lucha absurda en la que van a perder el tiempo y dinero de sus accionistas.

Esta entrada fue publicada en Internet y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *