Las becas, ¿para cuándo?

Las becas, ¿para cuándo?Los estudiantes están cada vez más indignados. No pueden costearse el curso ellos mismos sino es con una beca, pero parece que el ministerio es lo que pretende, ya que un total de 529.918 estudiantes que han solicitado una beca este curso 2013-2014 están teniendo problemas con su beca, algunos aún no la han recibido y otros aún no tienen ninguna noticia de la gestión de ésta ni cuanto dinero recibirán.

“He dejado a deber los 170 euros del alquiler del último mes. No fui a casa en navidad porque no podía permitírmelo. Me quedan 42 euros en la cuenta… No quiero dejar de estudiar, estoy en último año de carrera, de verdad, esto es desesperante”, son las palabras de angustia de una estudiante de cuarto de grado de Nutrición.

Este año el ministro de Educación, José Ignacio Wert, dio un vuelco al sistema de becas. Las ayudas se componen de una parte fija y otra variable, aparte del pago de la matrícula, un importe que el Gobierno paga directamente a las Universidades.

Para entender más profundamente el problema es importante informarse del nuevo sistema de becas. La parte fija es de un máximo de 1.500 euros para los alumnos que menos recursos tienen y otros 1.500 si se vive fuera del domicilio familiar. Dicho dinero se calcula en función de la renta del estudiante y de su residencia durante el curso. Respecto a la parte variable el mínimo son 60 euros y el máximo va en relación a la prestación de la parte fija. Esta cuantía se distribuirá en función de la renta familiar y del rendimiento académico del alumno.

La indignación y la desesperación aumenta cuando el curso avanza y aún no se ha recibido nada en las cartillas de la mayoría de los jóvenes y familias. ¿Es que pretenden que dejemos de estudiar? ¿Quieren que cada vez vayan menos jóvenes a la Universidad? Aunque el ministerio asegura que a 20 de febrero ya había tramitado el 92% de las solicitudes y que había pagado 250.044 becas, hay muchas personas que aún no han recibido ni la notificación de la ayuda.

Los alumnos catalanes aún están peor respecto al resto de estudiantes españoles, ya que en Cataluña hay un sistema diferenciado de gestión de las becas, como el País Vasco, y va más rezagado en la tramitación. La Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias e Investigación catalana (AGAUR), se encarga de centralizar toda la información sobre los requisitos académicos y económicos de los estudiantes para luego enviarlos al Ministerio y que éste mande una transferencia a la Generalitat con el importe de las becas para que la agencia lo reparta entre los becarios.

El problema es que AGAUR aún no ha terminado de resolver todas las solicitudes y, como consecuencia, el Ministerio no ha soltado ‘ni un duro’. Los alumnos catalanes se sienten estafados con respecto al resto del Estado español, ya que cerca de los 70.000 alumnos que han pedido la ayuda no ha cobrado a estas alturas ni la parte fija ni la parte variable.

Así que los estudiantes están a la espera del dichoso mensaje de correo electrónico que la Generalitat manda para anunciar de que la beca se ha concedido y ver la resolución de la cuantía que ‘merecen’. El problema es que a algunas personas que les ha llegado el mensaje no les aparece cuánto dinero van a recibir. Es por esta razón que muchos estudiantes se encuentran desesperados frente a su futuro académico.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *