Lo que realmente es Badalona

No existe en el mundo una ciudad que se pueda catalogar como perfecta debido a que son lugares en constante progresión y cambios. Entonces… ¿qué factores intervienen en una ciudad, que pueden ser medibles y por tanto, en cierta manera, puntuables por alguien?

Hablando genéricamente, se dice que una ciudad es ideal para vivir, para trabajar, y disfrutarla, cuando tienen una buena “calidad de vida”.  Aunque, esta calidad de vida sea diferente para cada una de las personas, y por eso mismo la lista podría ser interminable.

Nuestra ciudad, Badalona, obviamente como por todo el mundo, han habido casos de agresiones y peleas constantes que ha provocado tenerla en mala consideración. Eso no causa que haya un malestar en la ciudad, ya que también se tiene que tener en cuenta todo a lo que podemos disponer como: unos Servicios Sociales para las personas que los necesiten, tener unos centros cívicos para una buena interrelación de la ciudadanía, bibliotecas, teatros, exposiciones, para hacer posible que la cultura esté al alcance de todo el mundo, disponer de zonas recreativas para permitir el esparcimiento, múltiples equipamientos deportivos, centros de salud y hospitales para la mejora de nuestra salud…

Mi primera impresión de Badalona fue muy positiva. Al vivir fuera de la ciudad me la habían descrito como un sitio peligroso en el cual se tiene que vigilar por donde andas todo el rato. Claramente está, que tienes que estar atento a todo lo que te rodea, pero, tristemente, eso pasa tanto aquí como en tu propia calle o pueblo.

Actualmente, tanto mi vida escolar y social es mayoritariamente en Badalona, y eso incluye que pase más de la mitad del día aquí, por eso mismo puedo dar mi punto de vista y afirmar que es una ciudad como cualquiera, tiene sus puntos en contra y sus puntos a favor. Además hay una infinidad de cosas por hacer. 

Así pues, de algo estoy segura, no conseguiremos la utopía de la ciudad perfecta, pero seguro, que nos acercamos bastante al de ciudad acogedora para los de afuera y amable entre nosotros.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *