¿No te gusta el deporte?

Siempre me han gustado los deportes específicos como el tenis, ballet, fútbol… Pero si en clase de educación física tenía que hacer resistencia siempre pensaba en miles de excusas para no tener que hacer nada. Además, cabe añadir, que siempre me acabo lesionando.

Durante el confinamiento me ha costado mucho hacer deporte por mi misma, ya que esta manera de hacer deporte no me parece entretenida ni divertida.

Así pues, debido al estrés que me conllevaba estar todo el día encerrada en el mismo sitio sin hacer ningún tipo de movimiento muscular salvo las manos para hacer todo el día trabajos para la escuela, cuando empezábamos a salir de casa, me iba a caminar por la montaña a diario, ya fuera por la mañana o por la noche, junto a alguien o sola. Únicamente sabía que me gustaba hacer eso y me relajaba.

A partir de ahí, por las mañanas me levantaba a las 5.30 para poder irme a caminar hasta las 10. Allí fue cuando me di cuenta que, aunque caminar no afecta tanto en tu forma física como cualquier otro tipo de acción, me iba bien tanto, físicamente como psicológicamente, ya que después estaba de mejor humor. Así pues, ahora mismo, hago más de 20 km por día. 

Algunos beneficios de caminar

  • Ayuda a perder peso
  • Tonifica piernas, glúteos y abdominales
  • Mejora el estrés
  • Evita la obesidad y los depósitos de celulitis
  • Mejora la circulación
  • Disminuye el riesgo de ser hipertenso
  • Produce efectos favorables sobre el colesterol
  • Previene la aparición de la diabetes

Concluyendo, os recomiendo, si no sabéis cómo estar motivados para hacer deporte, ir a caminar. Una vez cojáis el hilo, estaréis más activos e incluso os apetecerá hacer deporte por vuestra cuenta.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *