Cuidado con los perfumes al sol

Es importante que mantengas todos tus perfumes fuera del contacto con el sol ya que este podría alterar su color y su aroma de forma negativa. Estos siempre deben mantenerse fuera de la luz solar y mejor aún si puedes dejarlos dentro de su caja.

Las alteraciones que pueden presentarse al colocarlos en el sol pueden variar de un perfume a otro debido a la oxidación de los mismos. Durante este proceso de oxidación el producto se altera logrando que el olor se pueda tornar más fuerte y rancio de lo normal.

Consejos para mantener los perfumes en buen estado

Evita los rayos solares

Los rayos del sol pueden dañar el perfume sin importar si están en un frasco oscuro, pues los rayos pueden penetrar y alterar el olor. Lo mejor es mantenerlos en un sitio oscuro dentro de su caja.

Evita las altas temperaturas

Los rayos solares pueden alterar el aroma de los perfumes e influir en su calidad por eso te aconsejamos evitar mantenerlos cerca de fuentes de calor.

Evita las bajas temperaturas

Existe un rumor de que guardar los perfumes en la nevera los conserva mucho mejor pero esto no es así. De igual modo que el calor lo altera, el frío también. Los cambios de temperaturas bruscos se van a ver reflejados de forma negativa en tus perfumes. Lo mejor es una temperatura templada y fuera del calor.

Aléjalos de la humedad

Debes guardar los perfumes en un sitio seco y lejos de que pueda alcanzarlos la humedad como son los baños o los sitios que contengan vapor como los saunas. Mejor déjalos en un sitio seco y oscuro.

No lo dejes abierto

Debes tapar el frasco cada vez que uses el perfume para evitar que entre aire o humedad, realiza esto de igual manera si tiene atomizador, no lo dejes sin tapa por mucho tiempo.

No lo agites

Hay personas que piensan que debes agitar el perfume para que se mezclen los componentes pero esto no es necesario a menos que su fabricante te lo indique como es el caso de Sun Shake de Jill Sander.

El mejor lugar para guardarlos

El mejor sitio para guardarlos es en un estante o en un armario y en su caja original de ser posible. Evita colocarlos en lugares altos para evitar que se puedan caer y romper.

Fuente de la imagen

El uso de los perfumes y la piel

La piel puede mancharse si aplicas perfume y te colocas al sol por eso tienes que tomar algunas medidas de protección.

Elige bien

Cuando vayas a exponerte al sol evita los perfumes con contengan almizcle y bergamota ya que estos ingredientes que junto a los rayos del sol pueden provocar fototoxicidad y causarte algunas reacciones alérgicas.

Esto puede verse reflejado en un aumento de la pigmentación y la melanina de la piel. En otros casos podría verse como una quemadura un tanto oscura.

Otros añadidos alteran el aroma

Además del calor hay otros componentes que pueden aumentar el aroma de los perfumes como son los antibióticos o el uso de anticonceptivos. Escoge muy bien la fragancia dependiendo de tu PH.

Cuidado con el cloro

El cloro puede ocasionar irritación o resequedad en algunas pieles si nos exponemos por mucho tiempo a él. Este puede también ocasionar manchas en la piel producto del hipoclorito de sodio que se encuentra en sus componentes.

Recuerda que no todas las pieles reaccionan de igual manera a todos los perfumes, este aroma se va a sentir rico o fuerte dependiendo del PH de tu piel y de ello dependerá también el tiempo que pueda durar en tu piel.

Escoge por medio de pruebas el que mejor se adapte a ti y no te vayas a comprarlo solo por moda porque podrías arrepentirte si no te dura mucho en la piel. Si te ha parecido útil este artículo deja tus comentarios y ayúdanos a compartirlo en todas tus redes sociales.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.