Cómo conseguir dinero facilmente para tu operación de estética

Las deudas médicas son una de las principales causas por las que las personas se declaran en bancarrota. Sin embargo, la mayoría de estas se tratan de procedimientos médicos o de emergencias ante enfermedades crónicas o casos por el estilo. No obstante, existe otra clase de procedimientos que no son obligatorios sino electivos, y que en la mayoría de los casos no se encuentran cubiertos por los seguros médicos.

De esa manera, muchas personas buscan cómo realizarse una intervención estética sin necesidad de endeudarse en demasía. En el siguiente texto te daremos algunas opciones para que puedas realizar tu operación sin preocuparte por el dinero.

Opciones de financiamiento

Es importante, si quieres recurrir a algún tipo de procedimiento estético, que antes sepas cómo financiarás la deuda. Puede que realizarte este tipo de cirugías sea tu elección, pero pagarlas es una obligación. Por eso, aquí te mostraremos unos de los métodos más comunes como hablamos de financiar dichos procesos quirúrgicos.

Tarjetas de crédito medicas

Este tipo de tarjetas se encuentran especializadas en cubrir gastos médicos y en apariencia son una de las mejores opciones. Se encuentran diseñadas para permitir cualquier clase de intervención y lo mejor es que puedes hacerte con ella en cualquier consultorio. Generalmente, te ofrecen ofertas atractivas para engancharte. Si eliges un periodo de tiempo corto quizá puedas salgar tu deuda a tiempo.

No obstante, si no eres capaz de pagar tu deuda en el tiempo estipulado, serás responsable de pagar el balance que todavía tengas pendiente más un interés acumulativo con todo el total de la deuda. Por lo tanto, podrías terminar pagando mucho más de la deuda inicial.

Tarjetas de crédito

Una gran cantidad de personas prefieren utilizar una tarjeta de crédito regular para cubrir este tipo de operaciones. En muchas ocasiones esta decisión se toma sin pensar las repercusiones que puede tener a largo plazo, y sin siquiera mirar otro tipo de financiaciones. En verdad es que cualquier opción de financiamiento puede ofrecerte muchos más beneficios que las tarjetas de crédito. Este es un método que, aunque muchos utilicen, la verdad es que no es muy recomendable, sobre todo porque de no pagar en el tiempo estipulado los intereses se acumularán y la situación será asfixiante.

Fuente de la imagen: HuelvaInformacion

Prestamos sobre el valor de tu casa

Otra de las opciones más comunes es la de obtener un préstamo sobre el valor de tu casa, de la misma manera que haríamos cuando remodelamos nuestro hogar. Aunque son muy populares, este tipo de préstamos no son una de las mejores opciones ya que tu propiedad quedará en riesgo en caso de que no puedas cumplir con los pagos de la deuda.

Lo anterior quiere decir, que, si en caso de que ocurra cualquier cosa, te expones a perder tu casa. Si el procedimiento es electivo, como una cirugía plástica, lo mejor es que valores otras opciones ante de poner en riesgo tus propiedades por una intervención estética.

Préstamos familiares

Puedes, en algunos casos, pedirle prestado dinero a tus familiares o amigos, los cuales no te cobrarán o te cobrarán un interés muy mínimo. Si quieres hacerte esa intervención de inmediato y no cuentas con crédito, esta opción puede ser la mejor para ti. Aunque antes de hacerlo, te recomendamos que lo pienses bien. Quizá no te encuentras en una buena situación para pagar, por lo cual puede convertirse en algo desagradable e incluso arruinar tus relaciones interpersonales.

Si el caso de tu procedimiento puede posponerse, es mejor que lo hagas hasta tener una buena situación financiera o hasta que hayas ahorrado un poco más de dinero y puedas pagar en efectivo. Te aseguramos que esta será una mejor opción que perder una relación de años por dinero.

Ahorrar

Quizá esta no te parezca la mejor opción, sobre todo si quieres realizarte una operación lo más antes posible, pero te aseguramos que será lo mejor para ti. Todo lo que debes hacer es planificar el procedimiento, guarda el dinero suficiente cada mes y en poco tendrás la forma de pagar tu operación. De esa forma, no tendrás deudas con nadie y tus objetos o relaciones no presentarán peligro alguno.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.