Por qué es importante tener una alimentación saludable

Seguramente alguna vez has escuchado eso de que «somos lo que comemos» y sin duda es verdad: los alimentos que ingerimos inciden de manera directa en nuestra salud y es por ello que resulta fundamental tener una alimentación saludable si queremos cuidar nuestra salud y tener la energía suficiente para disfrutar de nuestro día a día libres de enfermedades. A continuación te contamos por qué es importante tener una alimentación saludable.

Por qué es clave tener una alimentación sana

Sin duda tener una óptima salud es clave para poder hacer frente a todas las actividades de nuestro día a día con mucha energía. Si nos alimentamos mejor tendremos una vida más sana, evitaremos las enfermedades y además nos sentiremos mejor a nivel mental.

Si bien alimentarse es necesario para mantenernos con vida, sin duda una alimentación saludable es necesaria para llevar una vida plena. En la actualidad existen muchísimos alimentos y opciones tan variadas que en muchos casos nos confundimos eligiendo opciones poco saludables que pueden hacernos enfermar o sentir mal a largo plazo. Es por ello que resulta fundamental seleccionar alimentos que sean saludables y que le vayan a venir bien a nuestro organismo para que pueda desarrollar todos sus procesos como es debido.

Si tienes dudas con algunos alimentos puedes consultar algunas herramientas electrónicas para ayudarte a elegir mejor o directamente ponerte en manos de un buen nutricionista que te enseñe a comer correctamente para que puedas llevar una buena dieta.

Además de saber seleccionar los alimentos correctos también es fundamental tener en cuenta las cantidades que son adecuadas para nosotros según el momento de nuestra vida que estemos atravesando y nuestro gasto energético.

Fuente de la imagen: Cordopolis.es

Una alimentación saludable siempre será segura, variada, equilibrada, moderada y apetecible. Además por supuesto una dieta saludable debe ser sostenible en el tiempo y generar adherencia. No debemos hablar de dietas para perder peso, sino de un cambio de hábitos cuyo único objetivo sea ganar salud y sentirnos bien.

Además una alimentación saludable no sólo será importante para nosotros, sino también para el medio ambiente y para el entorno que nos rodea porque en la mayoría de casos las dietas más sanas son las que se basan en productos de proximidad como por ejemplo las frutas y verduras de temporada o los productos saludables de nuestra zona.

Alimentándote de forma saludable protegerás tu salud y prevendrás enfermedades. Sin duda una alimentación deficiente, mal equilibrada o llena de alimentos ultra procesados se asocia al desarrollo de enfermedades crónicas, de enfermedades cardiovasculares, de diabetes, de cáncer y en general a una inflamación de bajo grado que nos hace mucho más sensibles a todo tipo de enfermedades.

Una alimentación saludable, además de permitirte contar con toda la energía que necesitas para poder disfrutar mucho más de tu día a día protegerá tu salud y ayudará a tu organismo a funcionar con normalidad al cumplir tus necesidades fisiológicas básicas. Comer alimentos sanos no sólo te ayudará con las enfermedades crónicas sino que también te permitirá reducir el riesgo de padecer todo tipo de enfermedades a corto y largo plazo. En este punto los expertos coinciden en afirmar que si bien nuestra genética tiene bastante que ver en el desarrollo de múltiples enfermedades, lo cierto es que en la mayoría de casos son una alimentación de mala calidad y otros hábitos negativos como la falta de movimiento o de ejercicio las que determinan que una persona pueda llegar a padecer cualquier tipo de enfermedad.

Además una alimentación saludable también te permitirá evitar otros problemas como el colesterol elevado o los problemas bucodentales. Los alimentos ultra procesados plagados de azúcares favorecen en gran medida la proliferación de bacterias en tu boca deteriorando también en gran medida tu salud dental.

En conclusión, una alimentación saludable es básica para llevar una vida sana y siempre será mejor si se complementa con otros hábitos saludables como el movimiento diario y el pasar tiempo de calidad en sociedad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.