Las células vegetales

Definición de células vegetales

Las células vegetales son la unidad elemental de la vida en los organismos del reino Plantae. Son células eucariotas, que tienen un núcleo verdadero adjuntado con construcciones preparadas llamadas orgánulos que llevan a cabo diferentes funcionalidades. Las células vegetales tienen orgánulos particulares llamados cloroplastos que crean azúcares por medio de la fotosíntesis.

Especificación de la célula vegetal

Los animales, hongos y protistas además tienen células eucariotas, en tanto que las bacterias y las arqueas tienen células procariotas menos complicados. Las células vegetales se distinguen de las células de otros organismos por sus paredes celulares, cloroplastos y vacuola central. Los cloroplastos dentro de las células vegetales tienen la posibilidad de someterse a la fotosíntesis, para producir glucosa. Al llevarlo a cabo, las células utilizan dióxido de carbono y dejan libre oxígeno.

Otros organismos, como los animales, dependen de este oxígeno y glucosa para subsistir. Las plantas se piensan autotróficas porque generan su alimento y no tienen que consumir ningún otro organismo. De manera específica, las células vegetales son fotoautótrofas porque usan la energía de la luz del sol para producir glucosa. Los organismos que comen plantas y otros animales se piensan heterotróficos.

Los otros elementos de una célula vegetal, la pared celular y la vacuola central, trabajan juntos para ofrecer rigidez a la célula. La célula vegetal guardará agua en la vacuola central, que amplía la vacuola hacia los lados de la célula. La pared celular empuja contra las paredes de otras células, creando una fuerza popular como presión de turgencia. La presión de turgencia entre las células facilita que las plantas crezcan altas y alcancen más luz del sol.

Partes de células vegetales

La célula vegetal tiene muchas partes diferentes. Cada parte de la célula tiene una utilidad enfocada. Estas construcciones se los conoce como orgánulos.

Diagrama de células vegetales

Este diagrama exhibe las distintas partes de una célula vegetal. Las construcciones preparadas en células vegetales tienen dentro cloroplastos, una enorme vacuola y la pared celular.

Cloroplastos

Los cloroplastos están solo en células de plantas y algas. Estos orgánulos llevan a cabo el desarrollo de fotosíntesis, que transforma el agua, el dióxido de carbono y la energía radiante en nutrientes. Tienen forma ovalada y tienen dos membranas: una membrana externa, que forma la área externa del cloroplasto, y una membrana interna que está justo debajo. Entre la membrana externa e interna hay un espacio intermembrana angosto de precisamente 10-20 nanómetros de ancho. Dentro de la otra membrana, hay otro espacio llamado estroma, que es donde están contenidos los cloroplastos.

Los cloroplastos tienen dentro varios discos aplanados llamados tilacoides, y estos tienen una alta concentración de clorofila y carotenoides, que capturan la energía de la luz. La molécula clorofila además le proporciona a las plantas su color verde. Los tilacoides se apilan uno encima del otro en plantas vasculares en pilas llamadas grana.

Vacuolas

Las células vegetales son únicas en el sentido de que tienen una enorme vacuola central. Una vacuola es una chiquita esfera de membrana plasmática dentro de la célula que puede contener líquido, iones y otras moléculas. Las vacuolas son fundamentalmente vesículas enormes. Se tienen la posibilidad de hallar en las células de varios organismos diferentes, pero las células vegetales característicamente tienen una enorme vacuola que puede ocupar entre el 30 y el 80 por ciento de la célula.

La vacuola central de una célula vegetal contribuye a sostener su presión de turgencia, que es la presión del contenido de la célula que empuja contra la pared celular. Una planta prospera mejor cuando sus células tienen alta turgencia, y esto sucede cuando la vacuola central está llena de agua. Si la presión de turgencia en las plantas decrece, las plantas empiezan a marchitarse. A las células vegetales les va mejor en resoluciones hipotónicas, donde hay más agua en el ámbito que en la célula; En estas condiciones, el agua ingresa a la célula por ósmosis y la turbiedad es alta.

Las células animales, además, tienen la posibilidad de lisarse si entra mucha agua; les va mejor en resoluciones isotónicas, donde la concentración de solutos en la célula y en el medio ámbito es igual y el movimiento neto de agua dentro y fuera de la célula es el mismo.

Pared celular

La pared celular es una cubierta fuerte que está en el exterior de la célula de la planta que le proporciona resistencia y además mantiene una alta turgencia. En las plantas, la pared celular tiene dentro primordialmente celulosa, adjuntado con otras moléculas como hemicelulosa, pectina y ligninas. La estructura de la pared celular de la planta la distingue de las paredes celulares de otros organismos.

Entre otras cosas, las paredes celulares de los hongos tienen dentro quitina y las paredes celulares bacterianas tienen dentro peptidoglucano, y estas sustancias no están en las plantas. La primordial distingue entre las células vegetales y animales es que las células vegetales tienen una pared celular en tanto que las células animales no. Las células vegetales tienen una pared celular principal, que es una cubierta maleable formada en el exterior de una célula vegetal en desarrollo, y una pared celular secundaria, una cubierta fuerte y gruesa formada dentro de la pared celular principal de la planta cuando la célula está madura.

Otros orgánulos

Las células vegetales tienen varios otros orgánulos que son fundamentalmente iguales a los orgánulos en otros tipos de células eucariotas, como las células animales.

El núcleo tiene dentro el ácido desoxirribonucleico (ADN) de una célula, su material genético. El ADN tiene dentro normas para producir proteínas, que administran todas las ocupaciones del cuerpo.

El núcleo además regula el desarrollo y la división de la célula. Las proteínas se sintetizan en los ribosomas, se cambian en el retículo endoplásmico y se pliegan, clasifican y empaquetan en vesículas en el electrónico de Golgi.

Las mitocondrias además están en las células vegetales. Generan ATP por medio de la respiración celular. La fotosíntesis en los cloroplastos brinda los nutrientes que las mitocondrias descomponen para su uso en la respiración celular. Raramente, se estima que tanto los cloroplastos como las mitocondrias se formaron desde bacterias que son absorbidas por otras células en una relación endosimbiótica (mutuamente beneficiosa), y lo hicieron independientemente una de la otra.

El líquido dentro de las células es el citosol. Está hecho primordialmente de agua y además tiene dentro iones como potasio, proteínas y moléculas pequeñas.

El citosol y todos los orgánulos dentro de él, excepto el núcleo, se los conoce como citoplasma.

El citoesqueleto es una red de filamentos y túbulos que están en todo el citoplasma de la célula. Tiene muchas funciones; le otorga forma a la célula, brinda fuerza, estabiliza los tejidos, ancla los orgánulos dentro de la célula y tiene un papel en la señalización celular. La membrana celular, una doble cubierta de fosfolípidos, circunda toda la célula.

Funcionalidades de células vegetales

Las células vegetales son el ingrediente básico de la vida vegetal, y llevan a cabo todas las funcionalidades primordiales para la supervivencia. La fotosíntesis, la producción de comestibles desde la energía de la luz, el dióxido de carbono y el agua, se produce en los cloroplastos de la célula. La molécula de energía adenosina trifosfato (ATP) se produce por medio de la respiración celular en las mitocondrias.

Como todos los organismos multicelulares, cada célula dentro de un organismo tiene su papel exclusivo. Algunas células vegetales trabajan solamente en la producción de glucosa, en tanto que otras son primordiales para transportar nutrientes y agua a numerosas partes de la célula. Lea la siguiente parte para conseguir más información acerca de los diversos tipos de células y sus funcionalidades.

Tipos de células vegetales

Hay cinco tipos de células vegetales, cada una con diferentes funciones:

  • Las células del parénquima son la mayor parte de las células en una planta. Están en las hojas y hacen fotosíntesis y respiración celular, adjuntado con otros procesos metabólicos. Además guardan sustancias como almidones y proteínas y tienen un papel en la reparación de lesiones en plantas.
  • Las células de colénquima brindan acompañamiento a las partes en desarrollo de una planta. Son alargados, tienen paredes celulares gruesas y tienen la posibilidad de crecer y cambiar de manera mientras crece una planta.
  • Las células de esclerenchyma son células duras que son las primordiales células de sustento en las superficies de una planta que dejaron de crecer. Las células del esclerenquima están muertas y tienen paredes celulares muy gruesas.
  • Las células de xilema llevan primordialmente agua y algunos nutrientes por medio de una planta, desde las raíces hasta el tallo y las hojas.
  • Las células del floema llevan nutrientes producidos a lo largo de la fotosíntesis a todas las partes de una planta. Llevan la savia, que es una satisfacción acuosa con contenido elevado de azúcares.
    Estructura de la célula vegetal

Hay numerosos elementos estructurales indispensables dentro de las células vegetales que aceptan que las plantas se contengan parado, acumulen luz del sol y crezcan como un solo organismo. Los elementos más indispensables dentro de las células para conseguir estos objetivos son la pared celular y la vacuola.

Composición de la célula vegetal

Juntas, estas dos construcciones dentro de las células vegetales crean rigidez, lo que facilita que las plantas se contengan erguidas y no se caigan. Especialmente, la vacuola se llena de agua y empuja la pared celular. Esto crea presión interna, llamada presión de turgencia. Las paredes celulares experimentan esta presión. A su vez, cada pared ejerce presión sobre la pared contigua. Juntos, esto sostiene la planta como si el esqueleto de un ser humano proporcionara acompañamiento.

No obstante, las plantas requieren un suministro recurrente de agua para sostener esta presión. Sin agua, las vacuolas perderán agua de manera rápida. Sin presión, las células no tienen la posibilidad de empujarse unas contra otras. Entonces, una planta sedienta se marchitará, se volcará y ocasionalmente morirá.

Los comentarios están cerrados.