José Rafael Cordero Sánchez se define como?

José Rafael Cordero Sánchez nos cuenta como se define en su interior.

Jose dice: Depende mucho del momento y los ánimos que me acompañen al hacerlo. Honestamente, hoy me definiría como un tipo incomprensible o más bien impaciente; tengo rabia, ¡mucha rabia! Posiblemente una ira que se descontrolará día a día hasta que eventualmente se desate en su totalidad. Es una lucha gigante; una batalla contra quien soy y lo que fui, y con lo que me gustaría ser. Son pensamientos que no analizo a diario, pero están ahí, como el día y la noche; como una sombra que no desea dejarme, pero, ¿qué es? Temo no tener la respuesta, no lo entiendo…

Comúnmente soy más tolerante ante situaciones, sin embargo ahora hasta lo más mínimo me descontrola, me agobia, transforma y quema…

Un desasosiego increíble que se levanta frente a mí, como una muralla hecha de acero indestructible.

Quizás son las pocas horas de sueño, tal vez la ausencia de cosas o probablemente, estoy siendo pesimista.

Intento mantener y cuidar lo bueno que vivo a diario, pero hay ocasiones… solo momentos donde pareciera que nada es cierto, no es más que una mera y disgustante ilusión.

¿Qué es esto? Me pregunto, ¿qué es eso que el resto quiere ver en mi persona? ¿Qué es? Acaso, romper los parámetros de lo que parece normal, sinceramente ¿interfiere tanto? ¿Molesta a tal nivel que necesariamente debes aceptar sugerencias disfrazadas de imposiciones? Qué tal decidir no escucharlas y hacer caso omiso de ellas…

Qué es lo que falta para cumplir las expectativas de lo que se persigue… ¿Trabajo duro?, ¿esfuerzo?, ¿ganas? Qué hay si nada de lo anterior ha servido para conseguir lo que por tanto tiempo peleas. Es necesario, me cuestiono, realmente, ¿cambiar mi mentalidad, perderme y unirme a tan lapidario pensamiento mediocre, inalcanzable de la sociedad? ¿Será eso?, ¿La idea de convertirme en uno más, ser moral y éticamente correcto, olvidando así lo que soy?

Son muchas preguntas y muchas respuestas. ¡Todo se transforma en una gran queja!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *