Escoger carrera, más difícil que hace 20 años

Una vez terminado el bachillerato, se nos abre un abanico de posibilidades de estudio, pero este no es nada comparado con la cantidad de carreras disponibles para los estudiantes que quieren acceder a la universidad.

Lo que antes era una asignatura, ahora se ha convertido en una carrera con sus respectivas asignaturas, ampliando así cada vez más las carreras  que podemos estudiar. Por ejemplo, la carrera de relaciones internacionales tiene apenas 1 año en la Universidad Autónoma de Barcelona, si más no, era solo un apartado de la carrera de Relaciones Públicas, y ahora se ha convertido en una carrera.

Esto explicaría el porqué del carácter indeciso de los adolescentes de hoy en día para escoger una carrera: ¡son demasiado específicas! ¿Qué pasa si decido estudiar una carrera especializada en un tipo de trabajo en concreto y después no encuentro el perfil de trabajo para el que llevo 4 años estudiando?

Personalmente, creo que las carreras deberían ser más amplias en cuanto a asignaturas ya que para especializar ya están los másteres y los ciclos formativos.

También cabe destacar que hay carreras ya pensadas para abrirte más puertas, es decir, carreras más generalizadas que te permiten encontrar trabajo en un ámbito más abierto. Normalmente pertenecen al ámbito social y el ejemplo perfecto es turismo.

Así pues, los estudiantes no deberíamos preocuparnos por si no nos decidimos por la carrera que queremos estudiar, ¡siempre estamos a tiempo de cambiar de carrera!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *