Cuidado con las promesas de grandes beneficios en nuevos negocios

“5000 euros al mes desde casa”, “cobro 3000 euros al mes y aquí te enseño cómo”. Así empezaría un artículo que trata de captar la atención de los jóvenes para hacer el famoso “dinero rápido”.

El afán de los adolescentes por querer tener dinero, que si el móvil nuevo, que si un portátil, un viaje, salir por ahí… todo vale dinero. Para un adulto con economía estable no hay problema, ¿pero qué hay de los jóvenes? Nosotros también queremos una vida de “lujos” y si nos ofrecen la oportunidad, no nos lo pensaremos dos veces.

Pues sí que habría que parar a pensárselo ya que todos los anuncios que vemos de que vamos a ser ricos en 1 mes no son ciertos. El tipo de negocio relacionado con estos anuncios son servicios de “dropshipping” o “estafas piramidales” y te vamos a explicar en qué consisten para que no caigas en la trampa.

El “dropshipping” es una variante del e-commerce, basada en que existe una empresa mayorista que vende un producto. Al mismo tiempo, la empresa que practica “dropshipping” también lo vende pero más caro. Lo que hace la empresa “dropshipper” es hinchar el precio para sacar beneficio. Una de las características a tener en cuenta es que esta empresa no almacena “stock”, sino que funciona bajo demanda, tu pides el producto, la “dropshipper” lo compra barato y te lo vende más caro. Por lo tanto, nunca ve el producto y en caso de problemas no se hace responsable.

Por otra parte, la estafa piramidal funciona de otra manera. Este tipo de estafa está basada en que un individuo capta otros para realizar inversiones, prometiendo recuperarlas con beneficio. Al mismo tiempo, los individuos captados, captan a otros para invertir. Pongamos un ejemplo: Una persona vende cremas a otras tres personas, estas tres personas pagan. Para recuperarlo, buscaran sus propios compradores y esos compradores buscaran los suyos y así sucesivamente hasta que la pirámide sea tan grande que se produzcan pérdidas.

El “target” más común en este tipo de estafas acostumbran a ser los adolescentes ya que son los que menos conocimientos financieros tienen y los que más afán tienen por tener ingresos. Personalmente, creo que en este ámbito hay un vacío legal que permite a estas empresas seguir progresando. Se deben endurecer las leyes para evitar aún más este tipo de estafas a adolescentes que acaban siendo los que salen más perjudicados. Además, deberíamos dar más visibilidad a estos problemas por tal de prevenir futuras estafas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

COVID-19, adolescentes y la nueva normalidad

Es un hecho que el 2020 será recordado por los cambios que ha traído a nuestra sociedad. Esta pandemia no solo ha provocado consecuencias económicas y sanitarias, sino que también ha generado cambios en el comportamiento de las personas. Nos han obligado a estar encerrados en casa y una vez los casos se han rebajado, se ha iniciado el plan de desescalada para recuperar gradualmente la ansiosa “nueva normalidad”.

Tras casi 120 días de cuarentena y desescaladas, ha llegado el momento en el que se puede hablar de una a aparente normalidad caracterizada por el lavado y desinfección constante de manos, el uso obligatorio de la mascarilla en los lugares públicos y la distancia interpersonal de 2 metros. Estas son las normas que el gobierno obliga a acatar. No obstante, como siempre, existe un grupo de gente que no siempre respeta las normas: los adolescentes.

Los adolescentes son los que más vida social acostumbran a tener y, por consecuencia, más contacto tienen con otras personas. En una situación de normalidad no habría problema alguno en cuanto a que los adolescentes se relacionen más o se relacionen menos. Pero en esta situación excepcional que vive el mundo, el distanciamiento social y, por consecuencia, la reducción de vida social ha sido un golpe duro para sus vidas. Acostumbrados a salir cuando querían, de repente se les ha obligado a respetar unos horarios para poder salir evitando al máximo los contagios.

Además, hay una norma que cada vez parece ser que cuesta más de seguir cumpliendo: el uso obligatorio de la mascarilla. Aunque los adolescentes son los principales que no la usan, también hay adultos que han desistido en usarla ya que según ellos, se ahogan y no pueden respirar.

Volviendo al tema principal, hay adolescentes que no respetan estas normas ya que creen que el coronavirus ya es “agua pasada”. Bien, pues para rebatir esto de que ya no hay tantos contagios existen pruebas. Pruebas como que en España, la edad media de contagios ha disminuido por debajo de los 50 años desde que se ha iniciado la segunda ola de contagios de coronavirus en ciudades como Lleida o Hospitalet de Llobregat.

Si la enfermedad antes afectaba a los ancianos, ahora afecta a gente más joven, factor positivo debido a que muy pocos jóvenes necesitan atención hospitalaria urgente. La mayoría de ellos son asintomáticos y con solo estar en cuarentena ya es suficiente. Ahora mismo, la noticia esperanzadora es que el nuevo perfil de contagiado es el joven de entre 15 y 29 años, asintomático y que no genera presión sanitaria al sistema.

No obstante, este último dato que “relaja” no es una señal de que podamos bajar la guardia. Si durante la segunda ola no se aíslan los casos correctamente, la media de edad podría incrementarse, provocando así también un aumento de los casos grande llegando incluso de nuevo al ahogamiento del sistema sanitario.

En mi opinión de adolescente, es cierto que es una situación nueva para todos, la cual necesita un especial grado de adaptación tanto por adolescentes como por adultos.

La adolescencia es la etapa rebelde en la que nada nos parece bien excepto lo que queremos y desde luego, el coronavirus no lo quiere nadie. Además, hemos visto como nuestras vidas se han visto totalmente interrumpidas por una pandemia mundial.

Cuando tenía 14-15 años pensaba: cuando tenga  17 años saldré de fiesta, estaré todo el día con mis amigos en la calle y será una adolescencia para recordar siempre con mis amigos. Pues parece ser que no va a ser exactamente como pensaba. Es decir, fiesta no habrá para evitar aglomeraciones y eso a veces me genera un sentimiento de frustración.

Es decir, ¿por qué hay personas que pudieron tener una adolescencia normal y yo no podré? Claro está que estamos peor que hace 1 año pero mejor que hace 20. No estoy tratando de hacerme la víctima, simplemente digo que pensar que no tendré la misma adolescencia que ”me pertocaba” me da rabia.

En cuanto a lo de saltarse las normas… si nos las saltamos es por dos razones. Por ejemplo, la mascarilla sí que hay veces que no la llevamos puesta pero la medida de la distancia interpersonal de 2 metros es difícil de lograr teniendo en cuenta el carácter y la manera de tratarnos con los otros.

Aun así, es verdad que los adolescentes deberíamos concienciarnos más sobre la situación que estamos viviendo y asumir de una vez nuestras responsabilidades para evitar que el problema se haga más grande.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cómo nos define la música

De toda la vida, nunca han existido dos personalidades iguales. Nuestra manera de comportarnos se forma a partir de diversos factores. Una parte viene predefinida por las bases de nuestra sociedad. Otra parte se forma a partir de los comportamientos de nuestros seres cercanos y hay una última parte, que acostumbramos a crear en una etapa más avanzada: la adolescencia.

En esta etapa, empezamos a descubrirnos a nosotros mismos: empezamos a saber más qué es lo que nos gusta y lo que no, aprendemos a valorar más a nuestros amigos y quizá hasta decidimos hacer algún cambio físico que nos ayude a definirnos aún más. Hay un factor que nos influye fuertemente a la hora de tomar este tipo de decisiones. Este factor es el único que me atrevería a decir que depende exclusivamente de nosotros mismos: la música.

El género de música que escuchamos puede influir en nuestra manera de comportarnos y de ver el mundo. Puede cambiar nuestra forma de vestir incluso dándose el caso de intentar “adoptar” el estilo de vida que llevan las celebridades de la música.

Así pues, como ya se ha mencionado, la música es capaz de definir nuestro carácter, pero no siempre es así. En los últimos años ha habido un género musical que ha ganado popularidad entre el público más joven: el reggaetón. El reggaetón es un género musical de origen hispanoamericano, caracterizado por su ritmo de la base y sus canciones extremadamente pegadizas.

Por desgracia, estas canciones no acostumbran a desprender un mensaje positivo que se diga entorno a la sociedad debido a que suelen ser machistas y sexistas. El mensaje del reggaetón degrada a la mujer como persona, haciéndola sentir como un objeto sexual para los hombres. Canciones como “Mayores” de Becky G o ”Hasta que Dios diga” de Anuel AA y Bad Bunny han sido canceladas socialmente debido al mensaje que representaban.

Es posible que escuchemos este tipo de música, ¿pero realmente nos hemos parado a pensar en si el mensaje machista se interioriza en sus oyentes? Si fuera por eso, escuchar “La mataré” de Loquillo y los Trogloditas estaría canceladísimo hoy en día, y no lo está. “La mataré” es una canción machista que habla del sentimiento que tiene un hombre de amar tanto a una mujer hasta el punto de querer matarla. No por eso sus oyentes tienen ganas de matar a la mujer que aman.

Con esto se podría decir que hay canciones y canciones. Es decir, sí que hay canciones que nos influyen en nuestra manera de pensar pero hay otras que definitivamente se han ganado su fama por el ritmo pegadizo que tienen, y ahí entra en juego el reggaetón. El estilo musical por excelencia de las fiestas de hoy en día.

El error no recae en si el mensaje es machista o no, si es sexista o no o el mensaje que transmite, sino en la fortaleza de la mente de sus oyentes. Es entre los 9 y 12 años es cuando los niños empiezan a escuchar su propia música y a descubrir cuál es el estilo musical que más concuerda con sus gustos. Al ser el género musical más escuchado, es frecuente que sea de los primeros géneros por los que el niño empezará a explorar.

Si le gusta el ritmo, seguirá escuchándolo, es lógico. Al escuchar las letras de las canciones, todo dependerá de la educación previa que haya recibido. Si el niño ha interiorizado que el comportamiento al que incitan las canciones de reggaetón no es el adecuado, no habrá peligro alguno en que se comporte tal como indican las canciones.

En cambio, si el niño no ha recibido la educación indicada y es, como se dice, de mente débil, acabará adoptando el comportamiento de dichas canciones conforme va madurando ya que nadie le habrá explicado que no se trata de comportarse como dicen las canciones, sino de disfrutar del ritmo pegadizo.

Por tanto, volviendo a la base del artículo, no es en sí el reggaetón que cambia nuestra manera de pensar y comportarnos, sino que depende de la educación que hayamos recibido anteriormente para no caer en el comportamiento al que somos incitados.

Lo más importante es encontrar un género musical donde te sientas cómodo y si éste lo encuentras en el reggaetón, es exactamente igual de válido que el pop o el rock.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Instagram declara la guerra a TikTok

No cabe duda de que durante la cuarentena hemos usado más las redes sociales. Apps como Instagram y Twitter han estado presentes durante toda la pandemia y las hemos usado tanto, que el aburrimiento nos ha obligado a ampliar nuestros horizontes: hemos descargado TikTok.

TikTok es una app que permite a los usuarios publicar vídeos de entre 3 y 60 segundos en los que se representan doblajes de voz, bailes i “tags” virales, bromas, “challenges”…  Es tal el éxito de esta app que ya supera los 500 millones de descargas en App Store y Google Play Store, logrando así un éxito en tiempo récord.

Como respuesta a esta subida de descargas, el imperio de Zuckerberg (formado por Instagram, Facebook y Whatsapp) ha decidido contraatacar con una nueva función que se va a incorporar a nuestro perfil de Instagram: Reels.

Reels pretende imitar la interfaz de TikTok con el objetivo que se suba contenido similar, logrando así arrebatar los usuarios a TikTok. Esta nueva sección de Instagram permitirá a sus usuarios crear, incorporar y usar stickers, filtros y audios, tal y como ya pasa en TikTok.

El gigante de las redes sociales aún no ha anunciado fecha de incorporación de esta sección a Instagram pero está previsto que sea antes de 2021.

En mi opinión, una app como Instagram, que cuenta con las funciones de stories, live video, chats, posts, IGTV… no necesita incorporar otro servicio. TikTok fue la primera app en crear este tipo de red social y seria bastante improbable que los usuarios la abandonaran para usar solo Instagram.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Escoger carrera, más difícil que hace 20 años

Una vez terminado el bachillerato, se nos abre un abanico de posibilidades de estudio, pero este no es nada comparado con la cantidad de carreras disponibles para los estudiantes que quieren acceder a la universidad.

Lo que antes era una asignatura, ahora se ha convertido en una carrera con sus respectivas asignaturas, ampliando así cada vez más las carreras  que podemos estudiar. Por ejemplo, la carrera de relaciones internacionales tiene apenas 1 año en la Universidad Autónoma de Barcelona, si más no, era solo un apartado de la carrera de Relaciones Públicas, y ahora se ha convertido en una carrera.

Esto explicaría el porqué del carácter indeciso de los adolescentes de hoy en día para escoger una carrera: ¡son demasiado específicas! ¿Qué pasa si decido estudiar una carrera especializada en un tipo de trabajo en concreto y después no encuentro el perfil de trabajo para el que llevo 4 años estudiando?

Personalmente, creo que las carreras deberían ser más amplias en cuanto a asignaturas ya que para especializar ya están los másteres y los ciclos formativos.

También cabe destacar que hay carreras ya pensadas para abrirte más puertas, es decir, carreras más generalizadas que te permiten encontrar trabajo en un ámbito más abierto. Normalmente pertenecen al ámbito social y el ejemplo perfecto es turismo.

Así pues, los estudiantes no deberíamos preocuparnos por si no nos decidimos por la carrera que queremos estudiar, ¡siempre estamos a tiempo de cambiar de carrera!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario