Científicos Uruguayos «crean» ovejas fluorescentes

Hace unos días salió a la luz que unos investigadores uruguayos habían “creado” ovejas fluorescentes. Se trata de una nueva especie de transgénicos.

Estas ovejas modificadas genéticamente y que son capaces de brillar con luz fluorescente nacieron en octubre de 2012 en la Fundación Instituto de Reproducción Animal Uruguay (IRAUy), y gracias a un gen procedente de una proteína de las medusas, la Aequorea, pueden brillar con luz verdosa.

El objetivo de esta investigación era identificar un gen que no poseen los humanos y que es responsable de patologías como la diabetes, por ejemplo. Ahora, gracias al experimento, es posible reconocer la presencia de esa proteína y a partir de ahí se podrán elaborar medicamentos para tratar las dolencias que la proteína pueda causar.

Alejo Menchaca, presidente del Instituto Pasteur y colaborador de la investigación, señaló:

La transgénesis en esta especie no estaba disponible en Latinoamérica y este logro posiciona a Uruguay en el más alto nivel científico internacional. Es una técnica muy eficiente porque todos los que nacieron son positivos. Ya funcionando, se puede manejar otro gen de mayor interés, para producir una proteína específica.

Para los poco familiarizados con la transgénesis, ésta consiste en importar un gen de interés de una especie en concreto a otra para que ésta lo incorpore a su ADN, con la intención de que genere las características nuevas consideradas útiles.

La transgénesis se puede llevar a cabo con animales o con plantas, depende de lo que queramos investigar y extraer. En el caso de los animales, lo que se pretende es aprender más sobre los niveles moleculares del desarrollo embrionario, estudiar la función de los genes, manipular la expresión genética in vivo… Por otro lado, en el caso de las plantas, los objetivos son bastante diferentes, ya que lo que se pretende es incrementar el valor nutritivo de los cultivos, fabricar vacunas…

El hecho de si está bien o no la transgénesis es algo muy personal y en lo que no vamos a entrar, ya que para algunos resultará beneficioso por algunos motivos en concretos y para otros no lo será. De manera que sólo podemos decir, que para bien o para mal, la transgénesis es algo que se lleva a cabo con cierta frecuencia y que, en cierto modo, se realiza para mejorarnos la vida.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *