El té verde y el café parecen reducir el riesgo de derrame cerebral

Una de las últimas investigaciones realizadas en Japón determina que el té verde y el café pueden ayudar a prevenir y reducir los riesgos de un derrame cerebral.  Las personas investigadas que durante el estudio bebieron té o café cada día tuvieron entre un 20 – 30% menos de posibilidades de sufrir un derrame cerebral, en comparación con quienes consumieron menos esas bebidas.

Éste es el primer estudio a gran escala que analiza los efectos del té verde y del café ante los riesgos de sufrir derrames cerebrales.

Durante el estudio, el equipo del Dr. Yoshihiro Kokubo, del Centro Nacional Cerebral y Cardiovascular de Japón, encuestó a 83.269 adultos sobre sus hábitos de consumo de té verde y café, y realizó un seguimiento de esas personas a lo largo de 13 años. Los participantes en el estudio tenían entre 45 y 74 años de edad y no padecían de cáncer ni de enfermedades cardiovasculares.

El equipo encontró que cuanto más té verde o café bebían las personas, menos era su riesgo de sufrir un derrame cerebral. Además, las que bebían como mínimo una taza al día tenían un 20% menos de riego de derrame cerebral respecto a aquellas personas que raramente tomaban café.

Durante los años de seguimiento, los investigadores revisaron los registros médicos y hospitalarios y certificados de defunción de cada una de las personas participantes, recopilando varios datos sobre las causas de la muerte, edad, peso e incluso conocían si hacían o no ejercicio.

Dado que el té y el café son de las bebidas más consumidas en el mundo después del agua, los resultados de esta investigación podrían aplicarse a la población de otros países.

Aunque todavía no está muy claro cómo influye el té verde en los derrames cerebrales, se cree que unos compuestos de éste podría proporcionar cierta protección. Los compuestos tienen un efecto antiinflamatorio y antioxidante, incrementando la capacidad antioxidante y los efectos antitrombogénicos del plasma. El café, por otro lado, contiene ácido clorogénico que reduce el riesgo de sufrir un derrame cerebral mediante la disminución de las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

No hay que olvidar que el consumo excesivo del café o el té es perjudicial para nuestra salud, como con cualquier producto, de manera que no es recomendable tomarlos en demasiadas cantidades. De manera que es bueno que tomemos estas bebidas ya que nos ayudará con algunos temas de nuestra salud, pero a la vez es importante recordar que no debemos abusar de ellas, ni de otras, ya que podrían dañar nuestro organismo y resultar perjudicial para nosotros.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *