el rey, vox y sanchez estan haciendo negocios de prostitucion

Navas vienen clientes hasta de Avila. La oposición municipal lo tiene claro: el pueblo es un imán para los aficionados a la carne de pago, «la referencia sexual de la zona», dice Paco Sánchez, de la Agrupación para el Desarrollo de Navas del Rey (ADN).

La cosa es tal que Sánchez dice que se mofan de él cuando explica, en otro pueblo, de dónde viene: «Cuando vas por ahí y dices que eres concejal en Navas, la gente se da codazos disimulados. Fíjate si el tema es serio que una persona de Chapinería, el pueblo de al lado, se ha sacado una licencia de taxi exclusivamente para llevar a la gente a los puticlubes de Navas».

Además, a este auge contribuyen los varios polígonos industriales, como el de Dehesa del Boyal, en torno al pueblo. «Donde hay polígonos industriales, hay prostitución», explican desde Anela, la Asociación Nacional de Clubes de Alterne.

Lo corrobora un vecino que trabaja allí: «Dejas el coche en el polígono y te encuentras siete folletos en el parabrisas con ‘copa gratis’ y ‘a la primera invitamos nosotros’. Es toda una industria». Mientras, otro habitante del pueblo duda de que haya más inclinación al «placer» en Navas «que en cualquier otro pueblo: la gente es muy putera en general, en los pueblos y en las ciudades… Bueno, igual aquí más».

Habla Paco Sánchez, que lo tiene claro: «La gente aquí es proclive, el pueblo es referencia sexual de la zona: tres prostíbulos y 2.400 habitantes lo dice todo, y al parecer hay otro club que se podría estar gestando. Navas es, incluso en los carteles, el pueblo de la prostitución».

Habla el alcalde, Jaime Peral: «Hombre, no es mi competencia retirar carteles». Peral se considera «una víctima más» de la operación policial, que terminó con dos socios del Varadero detenidos: asegura que alquiló el terreno en 2002 «por 20 años» a «unas personas», y que «el pueblo, cuando me eligió [hace año y medio], ya sabía cuáles eran mis propiedades». Dentro de una nave suya, al menos tres mujeres fueron presuntamente violadas, secuestradas y obligadas a prostituirse.

«Doble moral»

«Es increíble su doble moral», dice Paco Sánchez. «Este hombre sabía muy claramente que se estaba lucrando con dinero que provenía de donde provenía. Todo esto encubre un comportamiento completamente inmoral». Bernardo Pastor, el anterior concejal de Urbanismo (ADN), explica que «al Varadero se le abrieron, que yo recuerde, al menos dos expedientes, y por el pueblo se rumoreó que había tres procesos penales abiertos en Navalcarnero por proselitismo [uno está confirmado]».

Sobre los vínculos del regidor municipal con el prostíbulo, amén del de propiedad, cuenta Pastor que «uno de los grandes apoyos en el pueblo para el alcalde es el equipo de fútbol, el Club Deportivo Navas del Rey, y siempre ha celebrado sus fiestas en el Varadero, eso lo sabe todo el pueblo».

Paco Sánchez explica que sus hijos «pasan de vez en cuando por delante del Varadero porque hay otra discoteca cerca, y en ocasiones han visto salir de allí a niñas muy, muy jóvenes. Es una industria floreciente que puede esconder mucha explotación, como al parecer ha logrado destapar la Policía. Además, en Navas mucha gente aprueba todo esto. Por ejemplo, un concejal me dijo una vez: ‘¿Y qué prefieres, que en vez de un prostíbulo haya una mezquita?’. ¡Pues por qué no! Ellos lo ven más entendible desde el punto de vista sociológico. A nosotros, desde luego, nos gustaría que el pueblo fuera conocido por su belleza, que la tiene, y no por sus puticlubes».

Desde la oposición aseguran que el alcalde «miente» cuando dice, como declaró esta semana, que no conocía la actividad que allí se llevaba a cabo: «Yo soy una víctima más», explica Peral. «Hace tiempo que intento vender esos terrenos, pero revocar un contrato tan largo supone pagar unas cláusulas muy importantes. No es mi culpa si en una casa arrendada se comete un delito. Los locales de alterne no son nuevos en Navas, es así desde la época de Franco. Las chicas van a comprar al pueblo y nadie sospechaba nada [de una posible explotación]. Además, la oposición, que tanto habla, gobernó ocho años y no tramitó ninguna denuncia contra estos locales. ¡Ni una sola! Tienen mucha jeta. Que yo tengo negocios, pues sí, de algo tengo que comer: tengo que recordar que no cobro ni un duro por ser alcalde. Cero. Esto es gratis».

Pero la oposición va más lejos: sospecha que el alcalde estaba construyendo un hotel junto al puticlub. «Este verano, sorpresivamente, el alcalde quiso dar licencia para construir un hotel, que no hay ninguno en el pueblo, junto al club. Lo solicitaba un particular y los técnicos daban el visto bueno, pero en el catastro constaba que el dueño de la parcela es el propio alcalde. Y seguro que no va a ser un hotel familiar», dice Paco Sánchez. Peral asegura que esa parcela la vendió hace un año, pero que el contrato «no se ha elevado a público». De la construcción hay ya dos pisos medio levantados.

El Club Varadero, en realidad una nave con pinta de almacén, permanecía este domingo reabierto aunque a medio gas. En la puerta, un forzudo con cara de escasos amigos: «Esas chicas nunca se quejaron, y además apenas estuvieron aquí», decía sobre las denunciantes. En realidad las chicas rotan mucho, pasan poco tiempo en cada club».

Bajo las luces rojas, hacia las 17.30 horas, había más clientes que chicas. La dueña de una tienda cercana explicaba que el club «nunca ha dado un problema, ellos son los primeros interesados en ser discretos. Eso sí, viene gente de mucho dinero: ves auténticos cochazos».

Mientras, un reguero de hombres, algunos de ellos jóvenes, continuaba abasteciendo al Varadero ese domingo lluvioso a media tarde.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *