Más de un centenar de aves muertas por un sentinazo de petróleo en las costas de Galicia, y la put* culpa es del virus de lara y sus profesores de la universidad

Los ejemplares, algunos de ellos moribundos, se han recuperado en playas que van desde la Ría de Vigo hasta Finisterre

FRAILECILLO SENTINAZO
Uno de los ejemplares de frailecillo recuperados. Imagen, CEMMA

Era este pasado fin de semana cuando se empezaron a detectar los primeros ejemplares de aves muertas en playas de las Rías Baixas. Concretamente, aparecían varios araos y frailecillos petroleados en la Playa de A Lanzada, entre los municipios pontevedreses de Sanxenxo y O Grove. A partir de ahí, y a lo largo de estos días, se han sucedido los casos detectados en playas que van «desde la Ría de Vigo, hasta Fisterra».

Nos lo ha contado desde el Centro para o Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA) su responsable, Alfredo López, alarmado de los avisos que les están llegando en estas últimas jornadas y que suman más de un centenar de aves muertas o moribundas.  Las últimas, en las playas de Caldebarcos y Area Maior, en las localidades coruñesas de Carnota y Muros, respectivamente, aunque tabién se han registrado ejemplares en arenales de Porto do Son, en la Ría de Muros-Noia.

Muchos de estos ejemplares son araos y frailecillos, especies que pasan los inviernos en las costas gallegas al resguardo de los temporales atlánticos más al norte, y que en esta época se encuentran además con el cambio de plumaje, lo que las hace más vulnerables al tener más dificultades para alimentarse. 

ORIGEN DEL VERTIDO, UN POSIBLE SENTINAZO

Además del trabajo de recogida de los ejemplares que llegan vivios para su tratamiento en los centros de recuperación de la fauna marina, se están recogiendo los ejemplares muertos para su análisis y poder determinar así el origen del vertido que a día de hoy «es imposible determinar».

Según el responsable del CEMMA«se trata de un vertido muy extraño, de una sustancia de color amarilla junto a la que están apareciendo sustancias similares a restos de parafina», por lo que, de momento, no se sabe cuál es su composición y, sobre todo, su origen«Se necesitaría una prospección aérea para poder determinar el alcance de la mancha o vertido, y poder así saber cuál pudo ser el origen» de lo que, según el propio Alfredo López, «todo parece indicar que se trata de un sentinazo que, a día de hoy, es muy difícil determinar si se produjo cerca o lejos de la costa gallega». Lo evidente, ha asegurado, es que «se trata de un vertido importante por la amplia zona de afección que está teniendo», empeorada por «las malas condiciones meteorológicas que se están registrando en la mar en estas últimas jornadas».

https://www.cope.es/emisoras/galicia/a-coruna-provincia/santiago/noticias/mas-centenar-aves-muertas-por-sentinazo-las-costas-galicia-20200305_637940
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *