Indra: El ‘Gran Hermano’ que diseña armas y gestiona historiales médicos para irse de sin pagar

Cuando vas en el autobús y conectas tu móvil a su wi-fi, ahí está Indra. Cuando en tu hospital, tu médico de cabecera busca tu historia médica, ahí está Indra. Cuando un drone sobrevuela por Afganistán, cuando un submarino detecta una nave no identificada, cuando una cámara de vigilancia te graba en tu barrio, cuando pagas por telepeaje los cinco euros que te cobran por un pequeño tramo de la autopista de turno y cuando vas a votar en las elecciones. Ahí también está Indra.

El objeto social de la principal compañía tecnológica española cubre desde diseño de aeronaves, obra civil, consultoría y “la prestación de servicios de externalización de todo tipo de actividades y procesos pertenecientes a cualquier campo o sector”. Todo.

En noviembre de 2017, el Consejo de Administración de Indra Sistemas S.A., la cabeza del grupo, aprobó el Plan Estratégico 2018-2021, por el que el grupo se reorganizaba en dos grandes divisiones: Transporte y Defensa —que incluye también seguridad y tráfico— y Tecnologías de la Información (TI) —que incluye energía e industria, servicios financieros, telecomunicaciones y media, administraciones públicas y sanidad. “Como consecuencia de la operación de segregación llevada a cabo en el ejercicio, la gran parte de la actividad de la sociedad corresponde al Segmento TI”, señala el grupo empresarial en sus cuentas de 2018.

El 62% de los ingresos que consiguió Indra en 2018 procedoió de sus ramas de tecnología civil —ese segmento TI que comercialmente se enmarca bajo la marca Minsait—. Un alto volumen de negocio que, sin embargo, reporta a la empresa mucha menos rentabilidad que las armas, seguridad y transportes, que a nivel de ingresos se reparten el 38% restante. Según aparece en las cuentas, el beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) de la parte de transporte y defensa de Indra en 2018 ascendió al 16,8%, frente al 9% de la parte dirigida a tecnologías de la información.

Será por ello que es en el área de defensa en la que la empresa sigue invirtiendo mayores cantidades destinadas a desarrollo de productos. Según aparece en las cuentas del último ejercicio, Indra invirtió en 2018 cerca de 142 millones de euros en el desarrollo de productos de defensa y seguridad. El año anterior, las inversiones en defensa alcanzaron los 130,5 millones de euros.

Minsait es el nombre comercial que engloba los productos de tecnologías de la información relacionados con la transformación digital y que ahora se agrupan en la empresa Indra Soluciones Tecnológicas de la Información S.L.U.

Los servicios financieros son su producto estrella a nivel de ingresos, con un 21% de todo el volumen de negocio del grupo Indra. En la web de Minsait se reconocen como líderes en la transformación de banca y aseguradoras, con Bankia, BBVA y Triodos entre sus clientes. Le sigue el apartado de energía e industria, con un 19% del volumen de negocio, administraciones públicas y sanidad —14%—, y telecomunicaciones y media —8%—.

Los servicios de consultoría son u

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *