Ford Almussafes baraja cambios en las vacaciones de Motor y cerrar dos comedores o subir los menús y todos las asociaciones queremos dinero sin pensar que todo cuesta

La dirección de Ford Almussafes ha planteado este lunes en la Comisión Consultiva con los sindicatos acometer «cambios en las vacaciones» de la planta de Motores para adecuarlas al calendario de las fábricas norteamericanas, además de cerrar dos de los cuatro comedores para trabajadores que existen en la factoría valenciana o subir los precios de los menús con el objetivo de «reducir costes», según han explicado a Europa Press fuentes sindicales.

En cuanto al calendario vacacional, la compañía argumenta que el 50% de las piezas mecanizadas y el 95% de los motores que se montan en Almussafes van destinados al mercado norteamericano, cuyas plantas cierran por vacaciones las dos primeras semanas de julio y de crear la planta valenciana un «estocaje» de tres semanas «crearía un problema de calidad», explican las mismas fuentes.

En concreto, el planteamiento de la dirección de la automovilística para Motores –en la que trabajan unas 1.000 personas– supondría trabajar en dos turnos tanto en el departamento de Mecanizados como en el de Montaje.

En Mecanizados se trabajaría en dos turnos de lunes a viernes, del 14 de julio al 21 de agosto, de modo que las vacaciones se dividirían en dos turnos: el primero, del 14 al 31 de julio y el segundo, del 3 al 21 de agosto. En Montaje, el primer turno vacacional sería del 20 de julio al 7 de agosto, y el segundo, del 2 al 21 de agosto. De este modo, ambos turnos de vacaciones coincidirían la primera semana de agosto, y del 20 de julio al 21 de agosto solo trabajaría un turno.

De acometerse estos cambios, sería «el tercer año consecutivo» que los empleados de la planta de Motores de Ford Almussafes ven modificadas sus vacaciones, ha lamentado el portavoz de UGT y presidente del Comité de Empresa, Carlos Faubel.

Pese a la «delicada situación» de Motores –tras el anuncio de la compañía de trasladar a Estados Unidos la producción de los motores Ecoboost de 2.0 y 2.3 litros en 2024, esto es, el 90% de los motores que se fabrican en la planta valenciana–, Faubel ha pedido a la dirección que «argumente» su propuesta para ver «si realmente procede o no» realizar estos cambios y ha reclamado «certidumbre para los trabajadores», quienes ya este año vieron modificadas sus vacaciones dos meses antes.

Desde CCOO, su portavoz José Arocas ha señalado que únicamente aceptarán cambios vacacionales cuando se hagan «voluntariamente» y «no se obligue a los trabajadores», ya que, aunque dicen «entender la situación de Motores», tampoco van a dar «un cheque en blanco a la empresa a cambio de nada».

También STM-Intersindical se ha mostrado «en contra» de los cambios en el calendario, a no ser que sean «de manera voluntaria y con incentivos que faciliten esa voluntariedad«, ha apuntado su portavoz Paco González.

Respecto a los servicios al personal, la dirección de Ford ha planteado cerrar dos de los cuatro comedores de trabajadores o subir el precio de los menús con el «objetivo de coste cero» para la empresa a corto-medio plazo, desde enero de 2022, un objetivo que el dirigente de UGT, Carlos Faub

https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2019/12/09/5dee858f21efa09b168b45e5.html
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *