Cinco amigos adecentan refugios de montaña de forma voluntaria

Foto: @refugioslibresdignos

Pedro Molina, Diego Vera, Luis Marin, Alejandro Roldán y Daniel Aznar son cinco amigos aragoneses, amantes de la montaña, que en septiembre de 2022 comenzaron a acondicionar y rehabilitar refugios libres de montaña.

Todo empezó cuando, en una salida de fin de semana, llegaron al refugio de la Larri y vieron que no estaba equipado para pernoctar. Entonces, decidieron ponerse manos a la obra y arreglar el sitio para que todo aquel que llegara al refugio pudiera sentirse acogido y seguro en él.

De este modo, nació la iniciativa altruista Refugios Libres y Dignos, gracias a la que ya han acondicionado ocho refugios, en los que han desempeñado tareas de limpieza, pintura y bricolaje para equiparlos con mesas, bancos, estantes para libros y juegos de mesa y un panel de experiencias. También intentan dejar en cada refugio algo de menaje, un foco solar, un botiquín de primeros auxilios y una guitarra.

En un principio, todo el material y los medios necesarios para llevar a cabo el acondicionamiento y la rehabilitación de los refugios libres de montaña corría a cargo de los cinco integrantes del proyecto. Actualmente, reciben donaciones de material y herramientas para que Refugios Libres y Dignos continúe con su labor y animan a todo aquel que quiera colaborar a aportar botiquines, sartenes, juegos de mesa, mapas, etc.

También recuerdan lo importante que es cuidar lo que es gratuito y disfrutar de ello. Por ello, se alegran cuando alguien acude a uno de los refugios rehabilitados y, antes de marchar, deja material que pueda servir al siguiente que pase por ahí, como velas o bolsas de basura; corta leña y lo deja todo limpio y recogido y, a veces, incluso mejorado.

Share this post

PinIt
scroll to top