El consumo de bebidas energéticas afecta a la calidad y cantidad del sueño de los jóvenes

Foto: Portraitor / Pixabay

Desde hace años, han surgido investigaciones en torno a las bebidas energéticas para observar qué consecuencias tiene su consumo en nuestra su salud.

Ahora, un nuevo estudio relaciona el consumo de bebidas energéticas con la mala calidad del sueño y el insomnio entre los universitarios.

Las bebidas energéticas poseen un contenido medio de cafeína de 150 mg por litro, además de azúcar, vitaminas, minerales y aminoácidos en cantidades variables.

La revista BMJ Open recoge los resultados del Estudio sobre Salud y Bienestar de los Estudiantes (estudio SHOT22), basados en los datos de 53.266 personas de entre 18 y 35 años, que concluyen en que cuanto mayor es la frecuencia de consumo de bebidas energéticas, menos horas de sueño nocturno se tienen.

Durante la investigación, se preguntó a los estudiantes con qué frecuencia tomaban bebidas energéticas y sobre sus patrones habituales: cuándo se acostaban y se levantaban o cuánto tardaban en dormirse, entre otros.

Las respuestas indicaron que el aumento de la ingesta de este tipo de bebidas se asocia con un incremento tanto del tiempo de vigilia nocturna como del que se tarda en dormirse. También se observó que el insomnio es más frecuente entre las mujeres y los hombres que declaran un consumo diario que entre los que declaran tomar estas bebidas ocasionalmente o nunca: 51 % frente a 33 % (ellas) y 37 % frente a 22 % (ellos).

Share this post

PinIt
scroll to top