Los jóvenes cobran hasta un 50% menos que en los años 80

Foto: Csamhaber / Pixabay

Fedea publica un estudio del que, tras analizar la evolución de las condiciones laborales de los jóvenes españoles durante los treinta años, se desprende que la Gran Recesión de 2008-2012 y la crisis derivada de la pandemia de COVID-19 han dejado un panorama desolador para los menores de 30 años.

Samuel Bentolila (CEMFI), Florentino Felgueroso (Fedea), Marcel Jansen (UAM y Fedea) y Juan F. Jimeno (B. de España y U. de Alcalá) son los responsables de Lost in Recession: Youth Employment and Earnings in Spain, un informe que recoge datos como que en 2019, la mediana del salario mensual real de los jóvenes entre 18 y 35 años era menor que en 1980, con caídas que van desde el 26 % para aquellos con edades entre 30 y 34 años hasta el 50 % para los de 18 a 20 años. Entre las causas de esta disminución en los ingresos por trabajo se encuentran el incremento de empleos a tiempo parcial, salarios bajos, altas tasas de temporalidad y bajas tasas de empleo.

Junto a estos motivos, el texto apunta que España padece “desajustes entre oferta y demanda de cualificaciones ante el progreso tecnológico”. Además, señala que la transición de los estudios al trabajo es demasiado lenta.

Por otro lado, se recuerda que la burbuja inmobiliaria lapidó la construcción y que la actual pandemia ha castigado sobre todo a los servicios, por lo que sectores en los que muchos jóvenes sin estudios superiores encontraban una estabilidad laboral, ahora ofrecen menos ofertas de trabajo y un mayor número de contratos temporales.

Share this post

PinIt
scroll to top