La cuarentena por el COVID-19 provoca una gran disminución de la contaminación

Foto: Free-Photos / Pixabay

Las medidas decretadas para la lucha contra el COVID-19 han reducido en varias ciudades europeas los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), uno de los principales responsables de la contaminación del aire.

El satélite Copernicus Sentinel-5P de la Agencia Espacial Europea ha captado diversas imágenes en las que se puede apreciar que se han reducido significativamente los niveles de NO2 en Madrid, Barcelona, París y Milán durante el mes de marzo.

Por su parte, el Centro de Tecnologías Físicas de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha querido analizar dichas imágenes para apuntar las diferencias que se dan en el caso de España entre el periodo del 10 al 14 de marzo y el periodo del 15 al 20 del mismo mes; es decir, lo ocurrido en relación a la calidad del aire antes y después del confinamiento de la población.

Tras ello, han concluido que las concentraciones de NO2 han disminuido de media un 64 % en España. Algunas de las poblaciones donde más se ha notado dicho descenso son Barcelona (83 %), Madrid (73 %) y Valencia (64 %).

Elena Sánchez-García, investigadora del grupo Land and Atmosphere Remote Sensing (LARS-UPV) del Centro de Tecnologías Físicas de la UPV, explica que el NO2 tiene su origen en las reacciones de combustión a altas temperaturas que se producen principalmente en los vehículos motorizados y que “dicho gas puede afectar al sistema respiratorio y agravar ciertas patologías”.

Share this post

PinIt
scroll to top