Aumenta la miopía infantil por el uso del móvil

Foto: Andi_Graf / Pixabay

La tasa de niños que nacen con miopía es muy baja, pero cada vez hay más niños que se hacen miopes. Esto puede deberse a diversos factores ambientales como, por ejemplo, el uso de los teléfonos móviles y tabletas.

Según una encuesta del Colegio Oficial de Ópticos y Optometristas de Cataluña (COOOC), alrededor del 30 % de los niños menores de 8 años usa el móvil todos los días, lo que hace que su graduación en miopía haya aumentado en 1,75 dioptrías en los últimos cinco años, ocho décimas más que las personas de entre 17 y 27 años. Además, hay estudios que apuntan a que en 2050 la mitad de la población mundial será miope.

Cada vez hay más miopes y más jóvenes.

Por su parte, Alfons Bielsa, presidente del COOOC, ha explicado que la sobreexposición a las pantallas, sin mantener una distancia mínima de seguridad, está dando lugar a una progresión de la miopía más rápida en pacientes jóvenes. También ha apuntado que cuando una persona es miope de manera precoz, es decir, cuando es pequeño, aumentan las posibilidades de que tenga más dioptrías en el futuro.

Los menores que pasan más tiempo jugando y realizando actividades al aire libre tienen menos riesgo de sufrir miopía.

Para prevenir la miopía se recomienda que, entre los 0 y los 2 años no se esté en contacto con pantallas y que en edades entre los 2 y los 5 años la exposición sea como mucho de una hora y, entre los 5 y los 12 años, de dos horas como mucho.

Además se debe de tener en cuenta, adultos incluidos, que la distancia a la que tenemos la pantalla no debe ser inferior a los 33 centímetros; se debe evitar realizar trabajos de forma continuada, sin pausas; y se debe fomentar la realización de actividades al aire libre, a la luz del sol.

Share this post

PinIt
scroll to top