La mejora de los salarios en España no beneficia a los jóvenes

Abakumada / Pixabay

El salario medio bruto registró en 2018 la mayor subida anual de la última década, un 2,9 %, que elevó la remuneración media a 1.944,4 euros mensuales, de acuerdo con los datos de la encuesta de población activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No obstante, este aumento salarial no está repercutiendo de igual modo a todas las edades. Las franjas con edades más elevadas son las que más han sentido este incremento en la remuneración media, mientras que los jóvenes siguen siendo los peor pagados.

En el 2018, uno de cada dos trabajadores menores de 25 años cobraba menos de 1.047 euros brutos al mes, lo que equivale a medio millón de ocupados y representa un porcentaje sustancialmente menor al existente diez años atrás, antes de estallar la crisis.

Los menores de 25 años cobraron en el 2018 el 43,9 % menos que un trabajador medio.

Otros datos recopilados en la EPA muestran que los jóvenes y las mujeres son los colectivos que padecen una mayor tasa de temporalidad. Además, ellas sufren la llamada brecha salarial que creció un punto al alcanzar el 21 %.

El 34,8 % de los trabajadores con contrato temporal cobró menos de 1.047 euros brutos al mes en el 2018; mientras que dicha tendencia entre los trabajadores con un contrato indefinido fue del 14,7 %.

Por último, otro dato relevante en el salario es el tamaño de la empresa. En las compañías con menos de 250 trabajadores, los empleados mileuristas son cuatro veces más habituales que en las grandes empresas (más de 250 empleados). Mientras el 22,1 % de los empleados de una pyme ganaron en el 2018 menos de 1.047 euros brutos al mes, entre los empleados de una gran empresa dicha proporción fue del 5,4 %. En el caso de las micro empresas (aquellas con menos de 10 trabajadores), el 37,9 % de sus empleados cobró menos de 1.047 euros.

Share this post

PinIt
scroll to top