Hay demasiada carne en el menú de los colegios españoles, según Greenpeace

Según una investigación realizada por Greenpeace, los comedores escolares deberían servir menos carne a los menores, pues su ingesta es mayor a la que se recomienda en la Guía de Comedores Escolares del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Educación.

En dicho documento se explica que los niños deberían comer entre 150 y 340 gramos de carne a la semana. Esto son entre 3 y 4 raciones de 50 a 85 gramos (peso crudo neto y listo para cocinar). Sin embargo, al analizar 55 menús de centros de educación infantil y primaria de 5 ciudades distintas (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Soria), se observó que el 96 % de los segundos platos contenían proteína animal (carne, huevos o pescado), siendo un 50 % de ellos, carne.

España es el segundo país de Europa con el consumo más elevado de carne.

Ante estos resultados, Greenpeace España considera que hay demasiada carne en los menús escolares, algo que para Luís Ferrerim, responsable de la campaña de Agricultura de Greenpeace España, “no es bueno ni para la salud de los niños ni para la del planeta”. Por ello, plantea que sean las Administraciones las encargadas de garantizar que se ofrezcan como máximo en los menús escolares dos raciones de carne a la semana. Además, denuncian que no hay apenas presencia en las escuelas de alimentos ecológicos, por lo que se exige que se aplique el nuevo Plan de Contratación Pública Ecológica.

Share this post

PinIt
scroll to top