“Carta a mis alumnos suspensos”

Un profesor sevillano llamado Pablo Poó ha querido ofrecer a sus alumnos suspendidos una lección vía YouTube.

En apenas cinco minutos de grabación les explica que no saben nada de la vida, por qué espera que se sientan mal por haber suspendido y por qué deben estudiar.

Vosotros ahora vivís muy bien. Vuestra única obligación es estudiar, y no la cumplís mucho.

En el vídeo, el docente ha querido resaltar la diferencia que existe entre la vida que llevan sus alumnos como estudiantes y la que les espera en el futuro. Una narración que les invita a reflexionar acera de cómo están haciendo las cosas y hacia dónde están dirigiendo sus vidas.

Llegáis a casa y os pagan vuestra comida, vuestros padres os pagan la ropa y vuestros móviles, a los que rompéis la pantalla cada dos por tres.

Por último, el profesor pone el acento a uno de los problemas con los que sus compañeros de profesión y él se encuentran en el aula cada día: falta de esfuerzo por parte de los alumnos.

Vuestro problema no es de capacidad, sino de esfuerzo. Sois unos vagos, lo decimos en clase y hasta os reís, porque lo reconocéis. Pero cuando salgáis de aquí, la vida os va a poner en vuestro sitio a bofetadas. Y eso es lo que realmente os quiero ahorrar.

Guardar

Share this post

PinIt
scroll to top