Nueva etiqueta para la ropa libre de esclavitud infantil

Nueva etiqueta para la ropa libre de esclavitud infantil

Child Labor Free propone acreditar con una etiqueta especial a aquellas empresas de industria textil que, tras someterse a una auditoría independiente a cargo de la consultora Ernst & Young, puedan asegurar que ni ellas ni sus proveedores han utilizado mano de obra infantil en sus procesos de producción.

Esta organización sin ánimo de lucro ha sido fundada por Michelle Pratt y cuenta con el apoyo de varios diseñadores neozelandeses como Hailwood, Kate Sylvester o Stolen Girlfriends Club, así como de UNICEF.

Desgraciadamente, en pleno siglo XXI, muchas marcas de ropa basan su competitividad en la reducción de costos, incursionando en la explotación infantil y en la esclavitud en países con alto riesgo social. De hecho, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) 168 millones de niños entre 5 y 17 años trabajan en el mundo, especialmente en la industria de la moda.

El informe “Flawed fabrics” (2014) incluyó a gigantes españoles como Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel en el grupo de empresas acusadas de emplear a niñas y adolescentes en sus plantas textiles de India y Bangladesh en condiciones cercanas a la esclavitud. Esas tres grandes marcas aparecieron junto a la filial española de Carrefour y otras grandes firmas como la sueca H&M, la holandesa C&A o la estadounidense Walmart.

Share this post

PinIt
scroll to top