De jugar al ajedrez en los suburbios de Uganda a prodigio mundial

Phiona Mutesi es una joven que nació en Katwe, uno de los barrios más pobres de Uganda, y que gracias al ajedrez cambió su destino.

Viviendo en la calle y tras perder a su padre y a su hermana, Phiona no veía posible llegar a tener una formación y vivir un día tras otro sin pasar hambre. Sin embargo, con nueve años y mientras vivía excesivas penurias, conoció a Robert Katende, un misionero y maestro de ajedrez.

Éste le ofreció comida a cambio de que ella recibiera lecciones de ajedrez. Cada día, Phiona corría 6,5 kilómetros para acudir a su cita con Katende y el resto de niños que jugaban al ajedrez. Allí descubrió que tenía talento y que podía vencer a oponentes más experimentados.

Pronto comenzó a ganar campeonatos en su país e incluso tuvo la oportunidad de participar en tres Olimpiadas de Ajedrez, en Siberia, Turquía y Noruega. Ahora se ha convertido en jugadora profesional y representa a su país en el plano internacional.

Para Phiona, el ajedrez le ha permitido aprender a leer y escribir, hablar inglés y tener deseos de seguir estudiando. De hecho, la joven sueña con convertirse en doctora.

Pero mientras llega el futuro, otras niñas miran a Phiona con admiración y deciden seguir sus pasos, habiéndose duplicado el número de niñas ugandesas que deciden aprender a jugar al ajedrez. Además, el ajedrez empieza a enseñarse en las escuelas del país.

En cine

La increíble e inspiradora historia de Phiona no podía pasar desapercibida para Hollywood, por lo que se adaptará a la gran pantalla el libro La princesa de Katwe de Tim Crothers.

La directora india Mira Nair será la encargada de dirigir la cinta basada en la vida de Phiona Mutesi, en la que la oscarizada Lupita Nyong’o interpretará el papel de la madre de la joven. El filme estará producido por Disney y la división cinematográfica del canal deportivo ESPN.

Share this post

PinIt
scroll to top