Chen Schu Chu trabaja 18 horas diarias y dona casi todo lo que gana

Chen Schu Chu trabaja 18 horas diarias y dona casi todo lo que gana

Foto: Dayspiration.com

Tiene 63 años y trabaja en su puesto de verduras del mercado central de Taitung, en Taiwán, 18 horas al día, seis días a la semana. Sin embargo, casi todo lo que gana lo dona.

Chen Schu Chu lleva dos décadas ofreciendo gran parte de sus ganancias a la caridad. Tan sólo gasta una pequeña parte de lo conseguido con su trabajo en sí misma, pues casi todos sus ingresos los destina a la beneficencia, lo que ha permitido construir en este tiempo una biblioteca escolar y el ala de un hospital.

Aunque para muchos es sorprendente el comportamiento de esta mujer, Chen cree que todo el mundo puede hacer lo mismo que ella, pues no tiene nada de particular y todo depende de cómo se quiera emplear el dinero.

No creo que el dinero sea importante. Al fin y al cabo, no lo puedes traer contigo cuando naces y ni lo puedes llevar cuando mueres.

Chen es budista, sigue una estricta dieta vegetariana y no desea poseer bienes materiales. Su austero estilo de vida le permite donar bastante dinero a la caridad, a pesar de su humilde profesión.

A lo largo de su vida, Chen ha tenido que luchar para salir de la pobreza. Su madre falleció siendo ella una niña y tuvo que dejar la escuela y comenzar a trabajar en el puesto de verduras que tenía la familia en el mercado de Taitung. Años después su hermano enfermó y, como en el caso de su madre, la familia no disponía de dinero suficiente para que lo trataran en un centro médico. Su hermano también falleció y ella se propuso que ayudaría a la gente tan pobre como su familia.

Me siento feliz cuando dono. Siento que hice algo bien. Es un sentimiento que viene del interior. Me hace tan feliz que me meto a la cama y sonrío.

Gracias a su labor, Chen fue seleccionada entre las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time en 2010. El semanario Reader’s Digest la nombró el “Asiático del Año” y la edición de Asia de la revista económica Forbes la incluyó entre los 48 “héroes de la filantropía”. Además, hace dos años recibió el Premio Ramon Magsaysay, junto a otras seis personas, por ayudar a los pobres. Este galardón tenía una dotación económica de 50.000 dólares y Chen donó su cantidad al Hospital McKay Memorial de Taitung.

Deseo trabajar hasta el día en que muera. El dinero sólo sirve si se lo das a la gente que lo necesita.

Share this post

PinIt
scroll to top