Petición para que se prohíban las webs pro-anorexia y pro-bulimia

Petición para que se prohíban las webs pro-anorexia y pro-bulimiaA través de la plataforma Change.org, Lídia Amella nos invita a firmar una petición, dirigida al Ministro de Justicia y a la Ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, para que modifique la ley y garantice la persecución y el cierre o bloqueo de las páginas conocidas como Pro-ANA y Pro-MIA, donde se hace apología de la anorexia y de la bulimia.

En su solicitud, Amella expone que el 75% de las personas que consultan este tipo de webs son menores y un 80%, chicas. En las páginas Pro-ANA y Pro-MIA se ofrecen consejos para “engañar al estómago”, perder peso a toda costa e incluso para lograr vomitar la comida sin que familiares y amigos se den cuenta.

Buscando por Internet páginas Pro-ANA y Pro-MIA nos encontramos con sugerencias como “Compra ropa pequeña, mantenla en tu armario colgada y tortúrate con el hecho de que no entras en ella. Haz lo que esté a tu alcance para que un día, ojalá cercano, puedas usarla y verte realmente espectacular” y los mandamientos ANA y MIA:

  1. Amarás a Ana y a Mía sobre todas las cosas.
  2. No comerás lo que no sepas cuántas calorías tiene.
  3. No comerás sin sentirte culpable.
  4. Honrarás a los laxantes y a las pastillas.
  5. Santificarás los días de ayuno.
  6. No consentirás que la comida te domine.
  7. Contarás las calorías y vivirás según ellas.
  8. La báscula prevalecerá sobre tu vida.
  9. Nunca estarás lo suficientemente delgada.
  10. Ser delgada es lo único que importa.

Estos y otros comentarios que pueden encontrarse en las webs que hacen apología de la anorexia y la bulimia están al alcance de cualquier adolescente con conexión a Internet. Cabe señalar que algunas de estas páginas han sido creadas por jóvenes con trastorno de la conducta alimentaria (TCA), quienes se sienten parte de un universo propio donde comparten símbolos y lenguaje (princesas de porcelana, pulsera roja, etc.). Todos ellos reivindican su “estilo de vida”, que desgraciadamente conlleva serios riesgos para la salud y la vida de sus seguidores.

Share this post

PinIt
scroll to top