Fumar porros ocasionalmente también daña el cerebro

Un estudio muestra que fumar marihuana entre 1 y 7 veces a la semana daña determinadas zonas del cerebro relacionadas con las emociones y la motivación.

El “porro de fin de semana” o el que “rula” entre colegas de modo ocasional también tiene efectos perniciosos en el cerebro de los jóvenes, según un estudio publicado en Journal of Neuroscience, del que se hace eco La Vanguardia.

Hasta ahora, este tipo de estudios se habían centrado en personas que fumaban habitualmente o de tipo crónico. Sin embargo, esta investigación detecta una relación directa entre el número de ocasiones que una persona consume cannabis y los efectos que producen.

La investigación ha estudiado a jóvenes de entre 18 y 25 años y ha sido realizada por la Northwestern University, el Masachusetts General Hospital y la Harvard Medical School. Concluye que los fumadores ocasionales “sufren cambios en regiones cerebrales clave en las que no hay que jugar”, según el doctor Hans Beiter, uno de los autores de la investigación.

Las regiones afectadas por el consumo ocasional de marihuana son el accumbens y las amígdalas cerebrales, zonas que regulan las emociones y la motivación. El estudio, sin embargo, todavía no ha concluido si existen efectos a largo plazo.

Share this post

PinIt
scroll to top