Debuta en la selección de Gales con 16 años y hace ganar a su abuelo una apuesta de 150.000 euros

Cuando Harry Wilson tenía apenas 18 meses, su abuelo apostó 50 libras a que algún día debutaría con la selección de Gales. El pasado 15 de octubre ese deseo se hizo realidad.

Corría el minuto 87 del partido en el estadio Rey Balduino de Bruselas cuando el seleccionador de Gales, Chris Coleman, decidió dar entrada al joven Harry Wilson, de sólo 16 años de edad.

Al pisar el terreno de juego, Wislon, extremo izquierdo del Liverpool, rompió el récord del madridista Gareth Bale, que se estrenó con el combinado galés a los 16 años y 315 días, e hizo que su abuelo ganara la friolera de 125.000 libras, unos 150.000 euros.

Cuando Harry era pequeño y apenas podía salir corriendo detrás de un balón, su abuelo se gastó poco menos de 60 euros en una apuesta de 2.500 contra uno, asegurando que algún día su nieto jugaría con la selección de fútbol de Gales.

Share this post

PinIt
scroll to top