Estudiantes de instituto crean ‘la fregona para cómodos’

Quien piense que nuestros jóvenes no son creativos es porque no conocen PETIT, un programa que empezó su andadura en 2007. En su prueba piloto, alumnos de instituto idearon una ‘fregona para cómodos’. Ésta consistía en una fregona dotada de un dispensador de agua y jabón que conecta con el palo hueco de la fregona y que permite al usuario ir dispensando gradualmente la mezcla de agua y detergente mientras friega, sin necesidad de utilizar un cubo.

Desde entonces, el Programa Educativo de Tecnología, Innovación y Trabajo (PETIT), implantado en varios centros educativos asturianos, ha despertado el espíritu emprendedor de los jóvenes.

En los últimos cinco años han surgido de las aulas asturianas proyectos como un cesto para sacar ropa de la lavadora dirigido a personas con discapacidad motora, un paraguas combinado con chubasquero que da protección total ante la lluvia y un atril para músicos que pasa la página de la partitura de manera automática.

Ahora, a través de la fundación Cotec, Mónica Barettino, coordinadora del Área de Formación de Valnalón, busca extender PETIT por los centros de toda España. Desde la Cotec, explican que:

De momento el programa se está desarrollando sobre la base de la asignatura de tecnología en la ESO que es ligeramente transformada para ‘activar el espíritu innovador y emprendedor de los estudiantes’.

Share this post

PinIt
scroll to top