El sistema judicial español suspende en respeto a los derechos de los niños

Save the Children ha presentado el informe “Infancia y justicia: una cuestión de derechos”, en el que suspende al sistema judicial español porque considera que no está adaptado a las necesidades de los niños.

Según la ONG, los operadores jurídicos del país desconocen los derechos de la infancia y faltan recursos especializados y adecuados para dar respuesta a situaciones judiciales en las que intervienen niños. Además, cree que los niños no siempre son tratados de acuerdo a su edad o estado madurativo y que, en los procesos administrativos o judiciales en los que participan, no se garantiza suficientemente o se respeta debidamente el derecho que tienen a ser escuchados.

Yolanda Román, responsable de Incidencia política de Save the Children, explica que los menores pueden ser víctimas de diversos tipos de violencia y que una de ellas es la violencia institucional:

La violencia institucional es una forma de violencia contra la infancia que recoge Naciones Unidas en su Informe mundial sobre la violencia contra los niños. Violencia es cualquier daño físico, mental o emocional producido a un niño, por acción un omisión, en cualquier ámbito, también en la justicia.

Para la asociación, son necesarios más medios humanos, materiales y legales para atender debidamente a los niños y a las niñas en el ámbito judicial y garantizar sus derechos. Habría que reforzar el número de fiscales especializados, jueces y personal técnico y garantizar su formación específica en derechos de infancia; así como adecuar físicamente los espacios en los juzgados donde deben realizarse las entrevistas y donde deben esperar los niños y las niñas, y disponer del material técnico y audiovisual que permita llevar a cabo la participación del niño o la niña en los procesos sin tener que ver a su agresor ni tener que prestar declaración en una sala llena de adultos desconocidos.

Share this post

PinIt
scroll to top