Los marginados son más propensos a fumar

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Estocolmo revela que los jóvenes poco valorados o marginados por sus compañeros tienen una probabilidad mayor de convertirse en adultos fumadores.

Para realizar el estudio se utilizó una base de datos con información de más de 15.000 suecos, desde su nacimiento hasta su edad adulta. Además, se analizó la información ofrecida por 2.329 sujetos que fueron entrevistados a los 13 años sobre su estatus entre sus compañeros y que habían vuelto a ser entrevistados a los 32 años sobre su hábito con el tabaco.

También se pedía a un grupo de clase que nominara a tres alumnos con los que les hubiese gustado trabajar en el colegio. En función de cuántas nominaciones recibía una persona, ésta era catalogada como un estudiantes “marginado”, “periférico”, “aceptado”, “popular” o “favorito de la clase”.

Las conclusiones de dicha investigación fueron que mientras más bajo era el estatus de la persona entre sus compañeros, más propensa era ésta a ser un fumador habitual o fumador en exceso durante la edad adulta.

Según los expertos, los adolescentes menos populares son más propensos a adoptar conductas controvertidas como el tabaco y pueden empezar a fumar “para llamar la atención y conseguir popularidad”.

Share this post

PinIt
scroll to top