Le prohíben entrar al colegio por no tener uniforme

Un niño de 7 años que reside en el poblado chabolista de El Gallinero no ha podido asistir al colegio y el motivo no ha sido otro que no llevar el uniforme.

Los voluntarios de la Parroquia de Santo Domingo han querido denunciar que el colegio concertado Torrevilano, en el distrito madrileño de Villa de Vallecas, ha impedido la entrada al pequeño por llevar la ropa del centro. Del mismo modo, otros dos niños de 8 y 10 años no acudieron a clase porque no disponían del calzado obligatorio que requiere el uniforme.

El pequeño de 7 años vive con su madre y otros ocho hermanos en una infravivienda en la zona con la población más pobre de Madrid. Por ello, los voluntarios de Santo Domingo critican la falta de sensibilidad del centro, que no ha tenido en cuenta la situación de emergencia social y económica del entorno familiar del menor.

En el caso de los otros dos niños, los menores ya habían sido alertados en dos ocasiones de que el calzado que complementa al uniforme era obligatorio. Ante la idea de que les castigaran o se les impidiera la entrada, optaron por no ir a la escuela.

Sin embargo la difusión del caso y la mediación de la Consejería de Educación, que dirige Lucía Figar, han hecho posible que los tres niños hayan podido regresar a las aulas sin problemas.

Share this post

PinIt
scroll to top