Un buen desayuno mejora el rendimiento de los escolares

Un estudio constata que los escolares que no desayunan de una manera completa y equilibrada presentan un peor rendimiento físico e intelectual, así como una menor capacidad de atención y concentración.

A pesar de ello, en España todavía un 10% de los niños de entre 6 y 12 años no toma nada por las mañanas y, entre los que sí desayunan, un 8% no lo hace en casa y suele consumir bollería industrial de camino al colegio, y un 15% desayuna solo, sin la supervisión de un adulto.

Para elaborar el informe “El desayuno y el rendimiento escolar”, Kellogg’s ha encuestado a diversos profesores, quienes opinan que lo más apropiado es que los menores desayunen a diario en casa, con sus padres o con toda la familia. También se ha observado que el 70% de los niños que no desayunan no lo hace por falta de apetito, algo que en opinión de la doctora Margarita Alonso, doctora en Medicina con especialidad en Pediatría y especialista en aparato digestivo y nutrición, ocurre porque los niños se levantan con prisas y al tener que salir corriendo de casa no les da tiempo de sentir la sensación de hambre. Ella recomienda que se le dedique al menos 10 o 15 minutos al desayuno que debe ser equilibrado, conteniendo un producto lácteo, una pieza de fruta o zumo e hidratos de carbono, a poder ser de lenta absorción.

Para poder dedicarle tiempo al desayuno hay que vigilar la hora de irse a dormir, puesto que más de la mitad de los niños entre 6 y 12 años confiesa levantarse con sueño. El doctor Estivill, pediatra especialista en sueño, advierte que los niños españoles se acuestan un promedio de una o dos horas más tarde de lo que deberían hacerlo, lo que repercute en un sueño más corto y de peor calidad.

Share this post

PinIt
scroll to top