Indignación en la UV por las clases abarrotadas

Los estudiantes de Derecho de la Universidad de Valencia no dan crédito a lo que ven sus ojos. Al entrar en una de las aulas más grandes de la Facultad tienen que prestar atención para encontrar un hueco donde poder ubicarse para atender a la profesora, que distinguen muy a lo lejos.

Y es que el aula, cuya capacidad máxima es de 120 plazas, se encuentra a reventar con alumnos sentados en el suelo y con colas fuera de la clase. Los jóvenes están asombrados ante la situación e indignados porque se han matriculado 573 estudiantes para una materia que cuenta con un solo profesor. Por ello, han presentado sus quejas tanto al Decanato como al Rectorado de la Universitat, que ya han reaccionado para desdoblar las clases más masificadas, pues la problemática también se da en otras asignaturas. El caso más extremo es Derecho Administrativo II, con 793 alumnos matriculados.

Pero el problema no sólo lo sufren los alumnos, pues está claro que con tal cantidad de estudiantes el profesor debe tener una carga de trabajo descomunal. Irene Vázquez, miembro de la asociación estudiantil Campus Jove, desde donde informaron de las diferentes asignaturas masificadas, comenta que la docencia es inviable pues “donde tendría que haber siete u ocho profesores hay uno” y añade “pagamos el 100% del precio del crédito, tenemos derecho a docencia y un profesor para 790 alumnos es una barbaridad”.

Share this post

PinIt
scroll to top