“Demos a Karen Klein unas vacaciones”

Karen Klein era, hasta hace poco, una ciudadana estadounidense anónima que trabajaba como monitora en un autobús escolar. Un vídeo en que unos críos le acosan hasta hacerla llorar ha azotado Internet y, fruto de la campaña colectiva “Demos a Karen Klein unas vacaciones”, se ha recaudado una gran cantidad de dinero para proporcionar a la buena de Karen unas merecidas y largas vacaciones.

El último viaje de Karen Klein con unos alumnos de 13 años en el autobús escolar fue un infierno, tal como se ve en el vídeo que la ha lanzado al estrellato, muy a su pesar.

No tienes familia, todos se mataron porque no querían estar cerca de ti.

Una de las desagradables frases que tiene que escuchar es la que leéis sobre estas líneas, realmente desafortunada ya que el hijo de Karen se suicidó hace una década.

Foto: La Vanguardia

Sin embargo, la paciente Mrs. Klein no podía imaginar que al cabo de unos días de esta horrible experiencia una ola de empatía, cariño y compasión recorrería la Red hasta acumularse en esta iniciativa anunciada en indiegogo.com para que todo el que quisiera y pudiera donase algo de dinero que garantizase a la monitora las largas y buenas vacaciones que todos le deseamos.

Los malos ratos de Karen han acabado. En el momento de escribir estas letras, la cantidad acumulada supera los 630.000 dólares, más de medio millón de euros. ¡Felices vacaciones, Karen!

Share this post

PinIt
scroll to top