La Antártida pierde hielo

Un estudio publicado en Nature revela que, debido al calentamiento de las corrientes oceánicas, cada año, desde 2003, el grosor de las capas de hielo de la Antártida ha disminuido siete metros.

Las imágenes que certifican el deshielo en la Antártida han sido tomadas por el satélite NASA ICESat. Los expertos consideran que la tecnología ha permitido distinguir, por primera vez, las dos principales causas que se atribuyen al deshielo antártico: las  corrientes cálidas marinas y los cambios en las condiciones atmosféricas de la superficie terrestre. Para los científicos, conocer estos factores permitirá hacer previsiones más precisas del crecimiento del nivel del mar.

Share this post

PinIt
scroll to top