Imposible deshacerse del disfraz de Hulk

Imagina cubrir todo tu cuerpo con pintura verde y después no poder quitártela. Pues esto es lo que le ha ocurrido a Paulo Henrique dos Santos.

Este bañero y cantante de 25 años decidió disfrazarse como el Increíble Hulk para participar en una carrera de atletismo en Río de Janeiro. Durante la competición en la favela conocida como Complejo Alemán, el disfraz de Paulo fue todo un éxito, pero cuando éste llegó a su casa y quiso deshacerse de la pintura verde que cubría su cuerpo no pudo.

Incluso después de pasar varias horas en la ducha, frotándose con jabón y tratando de quitarse el maquillaje, continuaba siendo verde. El producto que compró en un almacén del Mercado de Madureira se impregnó en su cuerpo, imposibilitando que la tinta desapareciera y su piel recobrara su color original. Paula comenta que demandará al fabricante y a la tienda donde adquirió el maquillaje.

Share this post

PinIt
scroll to top