12 consejos para organizar el equipaje perfecto

A continuación presentamos los mejores consejos para organizar el equipaje perfecto y disfrutar al máximo de tus vacaciones. Si quieres dejar atrás los quebraderos de cabeza que suele suponer el hacer una maleta para ir de vacaciones sigue leyendo porque aquí te presentamos los mejores consejos y recomendaciones para que puedas organizar tu equipaje de forma ideal.

Elige la maleta que realmente necesitas

El primer paso es básico y nos equivocamos al realizarlo mucho más de lo que creemos. ¿Cuántas veces te ha pasado que has empezado a hacer una maleta pequeña y después no te cabía todo? ¿En cuantas ocasiones te has ido con una trolley de vacaciones y después te has dado cuenta que el tipo de viaje que ibas a hacer era más de “mochila”? Revisa muy bien tus necesidades y el estilo de viaje que vas a hacer y elige tus maletas en consecuencia para poder disfrutar al máximo de tus vacaciones sin preocuparte por el equipaje.

Elabora un listado

Lo peor que puedes hacer es empezar a meter cosas en tu maleta sin pensar ni hacer conjuntos. Te recomendamos que antes de hacer la maleta revises las cosas que de verdad vas a necesitar. Así una vez que empieces a prepararla todo irá más rápido y seguro que no olvidarás nada.

Prepara los conjuntos

En la mayoría de casos, cuando vas de vacaciones tienes bastante claro lo que vas a hacer. Si no es así al menos sabes el tipo de viaje de que se trata y es por ello que la mejor opción es crear varios conjuntos de ropa que puedas combinar entre sí. Sin duda es una forma de hacer la maleta de forma ideal y ahorrarte los “por si acaso” que únicamente ocupan espacio y no sirven para nada.

El calzado en bolsas

Los zapatos de todo tipo y el calzo en general debe ir siempre en bolsas. Esto es interesante porque así no mancharás ninguna de tus prendas de ropa pero además también es especialmente importante porque te permitirá aprovechar y optimizar mucho más todo el espacio disponible en tu maleta.

Lo más pesado en el centro

Te recomendamos guardar siempre las cosas que más abulten o sean más pesadas en el centro de tu maleta. De lo contrario no podrás guardar bien todo lo demás. La mejor opción es hacerlo así e ir rellenando después los huecos que queden con el resto de equipaje y objetos interesantes de tu lista.

Fuente de la imagen

Doblado óptimo

Todos pensamos que en plano la maleta se hace mejor pero la verdad es que para la mayoría de prendas lo mejor es enroscarla como si fueran ” rollitos “. Así la ropa se arruga mucho menos y resulta mucho más sencillo aprovechar todos los huecos a la hora de hacer tu maleta.

Agrupa la ropa interior

Asimismo, también te recomendamos agrupar toda la ropa interior junta y ubicarla o por los laterales en los huecos o en algún espacio especial como los bolsillos que suelen incorporar las maletas para aprovechar al máximo el espacio.

Toallas de microfibra

En algunos casos, si te informas bien y sabes que en el hotel va a haber toallas y tu destino no es de playa ni siquiera necesitarás llevarlas, pero para el resto de caso las toallas de microfibra son una gran opción porque secan rápidamente y ocupan muy poco espacio.

Evita las arrugas

Las prendas más delicadas como por ejemplo las chaquetas, los vestidos de vestir o las camisas de algunos tejidos como el cashmere debes ubicarlas siempre en la parte de arriba de tu maleta para evitar arrugas y contratiempos.

Bolsas individuales

Una muy buena opción si tienes claro como agrupar las prendas o lo que vas a ponerte cada día es hacer grupos de los conjuntos o bien por tipos de ropa o bien por días de uso. Se trata de una forma muy práctica de mantener una maleta en orden ya que solamente tendrás que sacar lo que de verdad vayas a usar.

Ponte lo de mayor volumen

Un truco clásico para ahorrar espacio es ponerte las prendas más voluminosas para ir y volver de tu viaje. Hablamos de prendas como las chaquetas más gordas o tus botas favoritas. Así optimizarás al máximo el espacio en tu maleta y disfrutarás mucho más de tu aventura sin bultos extra.

Lleva bolsas vacías

Uno de los clásicos en los viajes es olvidarse la bolsa de la ropa sucia y acabar mezclándola toda y teniendo que lavar también lo que ni siquiera te has puesto. Para evitarlo, incluir una bolsa de tela o un par de bolsas de plástico vacías serán una buena opción.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.