Sobre la “temporada de mierda” del Real Madrid

Tras la contundente derrota y eliminación del Real Madrid de la Champions League, Carvajal ejerció de portavoz del aficionado merengue pronunciando la frase con la que todo el mundo comulga: “llevamos una temporada de mierda”. Quiera o no quiera, esa frase va a aparecer en todos los resúmenes de la temporada.

Para esta “temporada de mierda” hay varios culpables. El 99% de la plantilla merengue no pasa por su mejor momento, a excepción del jovencísmo Vinicius. Sin embargo, éste no puede (¡no debe!) cargarse el equipo a sus espaldas porque su papel debería ser el de buen acompañante en un equipo en el que los pesos pesados tienen que empujar, sobre todo en los peores momentos… Y esto no sucede. Si demandan al brasileño que tire del equipo a estas alturas de su carrera, acabarán quemando un diamante en bruto y todo el futbol corre el riesgo de obtener un nuevo juguete roto.

El otro culpable del actual Madrid es Solari, su entrenador. Jugarse los 3 partidos más importantes de la temporada contando realmente con solo 13 jugadores es un disparate, más aún si vemos las carencias del equipo. ¿Por qué no ha jugado ni un minuto Mariano (¡que se salía en el O. Lyon!) cuando al equipo le falta gol? ¿Qué hace Isco en la grada cuando necesitas un cambio de ritmo para enderezar los partidos? ¿Por qué diablos Solari permitió la segunda amarilla en Amsterdam cuando el equipo está tan mal y necesitas seguridad defensiva? Todas estas decisiones las ha tomado el entrenador argentino al que, sin duda, le va grande el Real Madrid a estas alturas de su carrera. Quizás la oportunidad le ha llegado demasiado pronto…

Y, por último, no hay que olvidarse del máximo responsable de este desastre blanco: su Florentineza, Florentino Pérez, el director deportivo y presidente del Real Madrid. Es su culpa que el Madrid perdiera a Cristiano Ronaldo, es su culpa que no se fichara a un o varios jugadores que pudieran suplir la carencia de gol, es su culpa fichar torpemente a Lopetegui (cargándose la selección por el camino, por cierto) para un equipo que no acostumbra a jugar al toque, es su culpa subir a Solari cuando éste no está a la altura. De lo que no tiene culpa Florentino es de ser un incompetente como director deportivo porque no tiene experiencia en el fútbol ni cuenta (porque no quiere) con consejeros que le asesoren al respecto.

El actual presidente del Madrid no se ha vuelto incompetente esta temporada. Siempre lo ha sido. Lo que ha sucedido hasta ahora es que la fórmula de fichar a los que tienen mejores números en el juego del FIFA le ha permitido obtener títulos a base de goles (fundamentalmente de CR7 quien, por cierto, él no fichó) disimulando las carencias del equipo. Para otro artículo dejaré mi opinión sobre el tipo de títulos conseguidos por la escuadra merengue en los últimos años, caracterizados por los esprints cortos de las eliminatorias.

Esta entrada fue publicada en Fútbol. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *