Francia nos deja fuera de (nuestro) Mundial

España iba a ganar todos los partidos hasta la final “sin bajarse del autobús”. Al menos, esa era la idea que teníamos todos antes del inicio del Mundial, idea que se acentuó tras la primera fase, en la que el combinado español había pasado por encima a todos sus rivales. Pero en esas que ha llegado lo serio y Francia, a la que habíamos apabullado en el partido anterior, nos deja fuera y con cara de tontos.

Ellos han preparado mejor el partido, les ha salido mejor, han estado más concentrados.

Son palabras de F. Navarro, tras el partido contra Francia y vienen a resumir bastante bien lo que el partido. La selección francesa fue mejor en todo y no sólo me refiero a los números sino también a la sensación que daban sus jugadores, mucho más metidos en el partido, más rápidos y enérgicos.

Los nuestros, por contra, ‘fallones’ hasta la exasperación, sobre todo Marc Gasol al que la buena noticia del nacimiento de su primer retoño parece que lo dejó algo más desorientado que los demás.

Eurobasket Champions 2011

España, campeona del Eurobasket 2011

Y Orenga, en el banquillo, con la que (creo) es la mejor selección española de baloncesto que ha habido jamás, sin soluciones. ¿Cómo puede ser? Si no es mediante alternativas tácticas, ¡grita y trata de ‘enchufar’ a tus jugadores, hombre! Pues no, no lo hizo, no será su estilo, supongo… Como tampoco lo es preparar el match con sus jugadores, según deduzco de las palabras de Navarro.

Y, además, lo que más duele es que estoy convencido de que no fue el mejor partido de la selección francesa. Una verdadera lástima ya que dudo mucho que podamos volver a disfrutar de un grupo de jugadores españoles con tanta calidad… al menos a este nivel.

En fin, decía el Oráculo en Matrix que “todo lo que tiene un principio tiene un fin”. Éste, inexorablemente llega para todo y para todos, lo único que no sabemos es cuándo.

Por cierto, y ya para acabar, ¡vaya racha que llevamos con las selecciones! El 2014 está siendo un año para olvidar. Menos mal que ahí están los Javier Gómez Noya o Carolina Marín para darnos algunas alegrías.

Esta entrada fue publicada en Baloncesto. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *