10 tips para cuidar de nuestra salud día a día

10 tips para cuidar de nuestra salud día a día

Nuestro cuerpo es una máquina y hay que cuidarla a diario para que pueda funcionar durante muchos más años sin que se presenten enfermedades ni dolencias. Por este motivo vamos a darte hasta 10 tips para cuidar de nuestra salud día a día, los cuales, siguiéndolos con paciencia, notarás los resultados en muy poco tiempo.

Bebe agua

Quizás sea uno de los consejos que más has escuchado tanto en la televisión como en otros medios, pero con total seguridad no tomas la cantidad recomendada al día. El agua es el elemento que más se encuentra presente en nuestro cuerpo, y nos va a ayudar al funcionamiento de muchos procesos que se dan en nuestro interior, desde la eliminación de toxinas, la digestión, entre otros. Por eso, para que te sientas mejor, deberás beber la suficiente cantidad de agua, incluso cuando tu cuerpo no la pide.

Haz ejercicio

Cuidar nuestra salud empieza por movernos y para esto, tenemos que hacer ejercicio. Existen muchas maneras para hacerlo, según nuestra condición física. Para aquellos que no han hecho ninguna actividad física, será muy sencillo, saliendo a pasear una hora a un ritmo suave para luego ir subiéndolo es una de las técnicas más importantes, ya que como se suele decir, quien mueve las piernas mueve el corazón. En el caso de los que cuentan con mejor condición, pueden salir a correr, o ir al gimnasio.

Toma frutas y verduras

Los beneficios que tienen las frutas y las verduras son innumerables, sobre todo por la alta cantidad de vitaminas y minerales que van a darle a nuestro cuerpo, estos son piezas fundamentales para nuestro organismo, por lo que no deben faltar nunca. Si no te gusta comer las frutas, puedes probar zumos o jugos naturales, ya que son muy saludables y también le estarás dando líquidos al cuerpo.

Dieta equilibrada

Muy unido con la ingesta de frutas y verduras es seguir una alimentación equilibrada, que tenga de todo, cuidar tu salud no querrá decir que dejes de comer ciertos alimentos, sino que los comas con inteligencia y con la proporción que los nutricionistas recomiendan (fuente).

Alíate con alguien

El sentirse acompañado en esta nueva fase de tu vida es algo vital, ya que te sentirás apoyado y comprendido. Cuando tu familia también comienza a comer más sano, tu pareja o un amigo se pone también a vivir de una manera más saludable, vuestros logros se consiguen con mayor rapidez y facilidad, haciendo que sea menos difícil.

Ve a clases colectivas

Muy cercano al consejo anterior, para los que salen a correr o no encuentran la motivación necesaria para salir solos, dirigirse a una clase colectiva es una de los tips más aconsejados por los especialistas, ya que, no solo consigues cuidar tu salud, sino también relacionarte con otras personas que buscan lo mismo que tú.

Duerme bien

El sueño es otro factor esencial para que tu salud no se resienta, habiendo estudios en los que dictamina que aquellas personas que duermen menos, son más propensas a las enfermedades. Lo ideal es dormir aproximadamente unas 8 horas para que el cuerpo se recupere por completo.

Ponte objetivos

Los objetivos hacen que nuestra mente se sienta complacida cuando al final de tanto esfuerzo consigue esas metas. Para que no te frustres, lo que debes hacer es ponerte logros a corto plazo pero que sepas que puedas conseguir, de otra manera estarás tentado a tirar la toalla. Cuidar tu salud es un proceso largo y por lo tanto, costará su esfuerzo y tendrás que estar motivado.

Desconecta la mente

Por lo general cuando se habla del cuidado de la salud se aparta la que va a estar relacionada con la mente y la felicidad. Desconectar y disfrutar de tiempo de tu ocio para lo que te gusta es una de las mejores terapias para tener una mente despejada y poder enfrentarte a todos los retos que se te vayan a presentar a lo largo del día.

Paciencia

La paciencia es una cualidad que, aunque se dice que pocos la tienen, es posible entrenarla y mejorarla. Tienes que tener paciencia a la hora de conseguir cuidar tu cuerpo y tu mente, ya que no todo se va a conseguir de la noche a la mañana. Es cierto que queremos las cosas en el instante, pero cuando te has llevado luchando mucho tiempo para lograr algo y finalmente lo obtienes, lo valoras más y sabes apreciar todo lo que ha costado.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *