Facebook, un espía en tu habitación

En el momento de escribir estas letras, Facebook está amenzado con multas billonarias (2 billones, apuntan varias fuentes) por violar la privacidad de sus usuarios. Si la Federal Trade Comission demuestra tal infracción, que afectaría a 50.000 usuarios, el gigante de Internet debería afrontar multas de hasta 40.000 dólares por cada uno de ellos.


facebook

Para cualquier usuario que lea un poco acerca de las actividades de Facebook, de su aprovechamiento y mercadeo con los datos de sus usuarios, esta amenaza no viene más que a refrendar las sospechas.

“Seguimos comprometidos en la protección de la información de las personas”

Rob Sherman, jefe de privacidad en Facebook.

Jajaja! Es tal su hipocrecía que uno no puede más que reír. Pero dejo de reír cuando recuerdo que todos y cada uno de los usuarios de esta red social consienten ese mercadeo, es decir, me espían, saben lo que me interesa, saben dónde me conecto, saben quién es mi pareja, saben cuándo me conecto, saben… todo.

¿Y qué hacen con esos datos? Los venden.

La única particularidad que ha detonado la última polémica en torno a Facebook es que los datos de esos 50.000 usuarios han sido supuestamente utilizados de forma ilícita por un tercero, en este caso, Cam­bridge Analytica. Es decir, que la polémica no es que hayan usado tus datos personales con finalidades oscuras sino que el usuario de esos datos no ha sido Facebook en esta ocasión.

Si a todo ello sumamos los datos que compartimos vía WhatsApp, también propiedad de Facebook, obtendremos el mayor gigante de la compra-venta de datos personales del mundo. En este sentido, no olvidemos que la Agencia de Protección de Datos de España ha sancionado a WhatsApp y Facebook con multas de 300.000 euros (un total de 600.000 euros) por “comunicar datos a Facebook sin haber obtenido un consentimiento válido de los usuarios”, en el caso de la primera y “por tratar esos datos para sus propios fines sin consentimiento” en el caso de la segunda.

Cuando el río suena… En fin, el que escribe estas letras hace tiempo que borró su cuenta en Facebook y, claro, hizo lo propio con Whatsapp. Telegram o Signal son buenas alternativas, por si os interesa explorar otras opciones de mensajería…

Esta entrada fue publicada en Redes sociales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *