Cómo conseguir que los peques respeten a los animales

Young Boy With Dog

El respeto a la naturaleza y a los animales forma parte de los valores indispensables que debemos inculcar a nuestros pequeños. Evidentemente, se trata de una educación que parte del ejemplo que nosotros mismos podamos brindarle, además de que debe hacerse desde las edades tempranas. Si fomentamos el interés en nuestros niños por los animales y el medio ambiente, también estaremos contribuyendo a crear un mundo mejor para él.

Educar desde el ejemplo

Cuando nuestro pequeño nos observa, tratará de imitar nuestro comportamiento e incorporarlo a su sistema de creencias y costumbres. En este caso, si aprecia nuestro respeto por la naturaleza, también él creerá que se trata de algo importante y lo asumirá como tal. Tratar bien a las mascotas, atenderlas y cuidarlas, es un modo de inculcar este valor, al mismo tiempo que acercamos al pequeño a convivir con animales. Cuando visitamos el zoológico, el acuario o una granja, también estamos contribuyendo a fomentar el amor por los animales.

Del mismo modo, cuando nos encontramos en presencia de algunos animales como las cucarachas o las arañas, no debemos manifestar nuestro desprecio ante estos seres sino queremos que los niños adviertan este comportamiento. El miedo no es sinónimo de respeto, y si intentamos huir o matar a estos animales, nadie quita que nuestro hijo pueda imitarnos en un futuro. Cualquier forma de vida animal merece nuestra consideración, y esa precisamente es la idea que estamos tratando de transmitir en nuestros hijos.

Por otra parte, nunca es suficiente para reprocharle al pequeño cualquier actitud negativa hacia los animales. Si presenciamos cualquier escenario, ya sea en la calle o a través del televisor, donde lastiman y maltratan a un animal, debemos aprovechar el momento para indicarle al niño que se trata de un acto incorrecto. Un buen acercamiento en este sentido es el de hacerles ver que los animales sienten dolor cuando son lastimados, y esto es algo que puede lograrse a través de los cuentos y dibujos animados.

La educación en todo momento

Nada expresa más nuestro amor por los animales que mantenernos en contacto con ellos. En este caso, las mascotas pueden jugar un papel fundamental. Mantener la pecera o la jaula limpia para nuestros animales, darles de comer y permanecer pendientes de su salud es sin duda el mejor modo de demostrar nuestro afecto y educar al niño en este sentido.

Para quienes no pueden tener mascotas, ya sea por problemas de alergias o por las condiciones del hogar, existen otras alternativas para que el pequeño pueda entrar en contacto con el mundo animal. Muchos zoológicos o centros de vida animal nos brindan excelentes oportunidades para que el niño pueda interactuar con diferentes especies de animales, por supuesto, inofensivas y muy afectuosas.

Este tipo de actividades, promoverá sin duda alguna la admiración del niño hacia todos los seres vivos, y creará en él un sentimiento genuino de respeto hacia la naturaleza, y sobre todo, la necesidad de protegerla.

Recursos divertidos

Como siempre con los pequeños, la mejor manera de inculcarles una cosa sin que casi se den cuenta es a través de juegos y recursos divertidos. Los trabalenguas temáticos de animales pueden ser un buen método. Mira estos, por ejemplo.

“Tengo una gallina pinta, piririnca, piriranca,

con sus pollitos pintos, piririncos, pirirancos.

Si ella no fuese pinta,piririnca, piriranca,

no criaría los pollitos pintos, piririncos, pirirancos”

“Por la calle Carretas pasaba un perrito, pasó una carreta y le pilló el rabito.

Pobre perrito, cómo lloraba por su rabito”

Fuente: www.pocoyo.com/trabalenguas/animales

Recursos clásicos como los trabalenguas que hemos visto, o adivinanzas, chistes o cuentos son una sensacional forma de empezar a inculcar el amor por los animales en ellos. Pero recursos hay infinitos: dibujos para colores, juegos en los que los animales tengan un papel protagonista, visitas a granjas cercanas o a protectoras de animales,…

Los animales pueden hacer mucho bien por nuestros pequeños. Frases como las siguientes nos demuestran lo importante que es ser noble y respetuoso con los animales:

“Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales” – Kant

“Cuando un hombre se apiade de todas las criaturas vivientes, sólo entonces será noble.” – Buda

“El alma es la misma en todas las criaturas, aunque el cuerpo de cada uno es diferente.” – Hipócrates

Fuente: http://www.protectora-jaca.org/citas.htm

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.