Entretenida, pero no extravagante. Capitana Marvel

Película de super heroes de marvel

Anna Boden y Ryan Fleck entregan la vigésima primera película de Marvel(MCU) y finalmente la primera cuyo héroe principal es una mujer, mejor que nunca. Capitana Marvel es cómo decir….no el peor o el mejor episodio de la MCU, en realidad es bastante común.

La primera preocupación de este largometraje viene de su legitimidad como obra en sí misma, incluyendo un nuevo superhéroe. De hecho, tenemos la desagradable impresión de que la existencia del Capitana Marvel sólo se utiliza para responder al pequeño detalle de la escena genérica que se ve en la Guerra Infinita de los Vengadores cuando Fury pulsa el botón.

Ya sólo en este punto sentimos el relleno forzado porque la razón de esto es ultra simplificado a un punto donde se vuelve incoherente, o entonces el personaje de Nick Fury es un idiota. Para desarrollarse, Fury apretó el botón para llamar al Capitana Marvel (que todos ya conocíamos) pero me preguntaba cómo justificarían no llamarla nunca antes de la Guerra del Infinito en vista de todos los peligros del exterminio total por los que pasaron.

Y qué sorpresa para mí cuando vi que nada estaba finalmente justificado. El Capitana Marvel le dice a Furia que debe llamarla a través de su caja sólo en caso de gravedad urgente. Debo haberme perdido un episodio en alguna parte, y Ultrón? Loki? (¿Quién con su invasión alienígena allí también en un segundo iba a causar una explosión atómica.)

¿No eran amenazas lo suficientemente serias como para merecer su ayuda? Por otro lado, ver a tres personas disolverse en el aire y descubrir lo que significa, llama a la superheroína directamente, es ilógico.

Y el problema es que la justificación de su llegada a la MCU se puede resumir precisamente en este punto incoherente y grosero que realmente te hace sentir que la película fue incluida en el último momento sin el más mínimo matiz sólo para vender mejor a sus próximos Vengadores y eso es una gran lástima.

De lo contrario, al eliminar este problema de legitimidad tambaleante, la película resulta ser dependiente de su historia simpática, ofreciendo algunos momentos interesantes en torno a su construcción narrativa.

Que vamos viendo en la película

Así, desde la secuencia de apertura vamos directamente al corazón del tema presentándonos a Carol Danvers alias “Vers” amnésica que ya forma parte de la orden de los Kree en la lucha contra los Skrull desde hace varios años.

La historia en su presentación es más bien original como una historia original, construida alrededor de la amnesia de su heroína que, a medida que avanza la trama, redescubre brillos de su pasado describiendo su origen en un orden no lineal que es agradable de ver. Un escenario muy parecido a Marvel, que intenta hacer algunos intentos de originalidad, de los que estoy a favor, aunque no sea suficiente.

En el lado positivo, alguien que no siga la saga de MCU podría ver Capitana Marvel sin un problema de comprensión y en todo este universo estricto (al menos en principio) un poco de escape y la libertad es buena.

La trama principal no duda, los giros y vueltas son numerosos, enviándonos a diversos ambientes aunque los distintos planetas visitados no sean estéticamente atractivos, además de una fotografía no demasiado inspirada y una puesta en escena con movimientos de cámara muy académicos.

Los efectos especiales son bastante exitosos entre la impecable cara rejuvenecida del actor Samuel J. y la aparición de poderes en torno al magnífico Capitana Marvel. Las acciones, aunque legibles, Capitana mal coreografiadas, cruelmente carentes de inventiva.

Todavía tenemos algunos momentos muy interesantes de valentía, pero se sirve constantemente en la moderación para dejar que el poder del Capitana Marvel explote en una secuencia final demasiado corta, dejando finalmente sólo un amargo sabor de boca sobre su potencial.

Esto tiene el efecto de frustrarnos dejándonos con un sentimiento de insatisfacción con secuencias que tenían todo para ser épicas pero que preferían jugar la Capitana de la facilidad. No ha reportado ningún OST significativo cuyo título ni siquiera he recordado, que al final sólo funciona en canciones de los 90.

Nace un nuevo Super Heroe

El Capitana Marvel encarnado por Brie Larson se ve y se siente carismático, pero es terriblemente frígida, inhibida de la expresión en un juego casi monolítico (que es el colmo de todo cuando se supone que el personaje tiene problemas para controlar sus emociones). Afortunadamente, su relación totalmente exitosa con Samuel J. le devuelve un poco de humanidad y le da un pequeño tic emocional.

Por otro lado, hay un grave problema con su traje, que en términos de su traje es bastante exitoso, incluso si sigue siendo simple, pero que con la máscara le da al Capitana Marvel un aspecto realmente ridículo y es también en términos de su cara cuando lleva su máscara que los FX se disparan.

Samuel J. firma su gran regreso en el cuerpo de Fury, que en su primera parte está muy bien utilizado, lo que lo realza y le da mucha utilidad a la historia; luego, en un total malentendido por mi parte ridiculizada, se relaciona con el papel de quien hace el cuerno de la película (el fuerte humor de la MCU a toda costa).

No te estoy contando la sorpresa, pobre Furia, casi me avergüenzo por él en secuencias con un gato tan exagerado que viene a profanar totalmente a Furia alrededor de la pérdida de su ojo.

Jude Law disfrazado de Yon-Rogg no está nada mal. Me gustó mucho este personaje, aunque el misterio que lo rodea es, por desgracia, muy predecible. Su relación inicial con Vers de maître à disciple causa una buena impresión. Finalmente llega el antagonista de Talos encarnado por Ben Mendelssohn que ofrece unos momentos de sutileza que llaman la atención.

Sin embargo, el maquillaje alrededor de su cara de Skrull es realmente horrible, peor aún, encuentro la cara del tipo más divertida que preocupante. Notificación especial para el gato que demuestra que no es necesario crear un Porg para traer un lindo elemento a la trama. Es simplemente lamentar su uso para profanar sólo a Samuel J.

CONCLUSIÓN:

El Capitana Marvel es una película entretenida, poco cómica (a pesar de la estupidez de Fury), incoherente con su vinculación con el MCU, que entrega una historia que intenta ser original y actores en su conjunto agradable pero olvidable, de la que todavía no me puedo recuperar del tratamiento de Nick Fury.

En cuanto a Brie Larson, a pesar de su carisma y de su evidente estatura, lamento una frialdad en su interpretación que tampoco perjudica a su carácter, pero que complica su apego. Los cineastas Anna Boden y Ryan Fleck entregan una pintura banal con un potencial enorme, desafortunadamente no lo suficientemente explotado, incluso si las buenas ideas deben ser reconocidas. Podría haber sido mejor, pero también podría haber sido peor.

Mención especial al homenaje a Stan Lee donde aparece al principio de la película en el logo de Marvel en lugar de los habituales superhéroes.

Esta entrada fue publicada en Películas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *