Principales causas del ronquido y soluciones que funcionan

El ronquido, ese sonido tan molesto que hacemos mientras dormimos y que dificulta el correcto descanso -tanto propio como ajeno- tiene siempre una causa. Averigua cual es la tuya y ponle remedio de manera natural.

Causas intrínsecas a nuestra fisiología

Muchos roncadores lo son debido a causas directamente relacionadas con su fisiología, ya sean crónicas o temporales:

  • tener unos músculos débiles en la zona de la garganta, ya sea por causa hereditaria o, más comúnmente, debido al efecto de llevar muchos años roncando; lo cual de por sí debilita estos músculos y favorece a su vez la perpetuación del ronquido en el tiempo.
  • tener unas fosas nasales pequeñas, lo cual dificulta el normal flujo de aire.
  • alergias y congestión nasal: la congestión nasal hace que disminuya la cantidad de aire que puede pasar por las fosas nasales, lo cual impide el normal flujo de aire y crea el ronquido.
  • apnea del sueño: se trata de una causa muy importante del ronquido, no obstante debe ser diagnosticada por un profesional de la salud. Consiste en que el propio tejido que envuelve la tráquea bloquea el paso del aire total o parcialmente, provocando una interrupción de la respiración.
  • sobrepeso: hace que se engrose también la zona del cuello, haciendo que el espacio para el flujo de aire quede disminuido, lo cual favorece el ronquido.

Causas relacionadas con hábitos y estilo de vida

Algunas de las causas están en realidad más relacionadas con nuestros propios hábitos:

  • consumo de alcohol o somníferos, y tabaquismo: nuestros reflejos impiden que se bloquee el paso del aire mientras dormimos. Las sustancias supresoras del sistema nervioso disminuyenesos reflejos, y el paso del aire no es tan limpio como debería.

El tabaco irrita e inflama la garganta, lo que dificulta el paso del aire y provoca el ronquido.

  • postura al dormir / boca abierta: alteran la posición de los órganos relacionados con la respiración.

Soluciones naturales contra el ronquido que funcionan

Si la causa del ronquido es una apnea del sueño, esto debe ser tratado por un especialista. Pero el resto de las causas mencionadas son fácilmente subsanables de manera natural.

Existe una solución sencilla para aquellos ronquidos provocados por todas las causas mencionadas relacionadas con nuestra fisiología (a excepción de la apnea). La solución es colocarse una férula, inofensiva, que ayude al correcto flujo de aire por la garganta, o por las fosas nasales. Las férulas para la boca deben ser hechas a medida para que se adapten perfectamente a nuestra propia fisionomía. Por suerte existen férulas muy asequibles que toman la forma de nuestra boca sin precisar costosos encargos, como la de Donantironquidos; son también apropiadas para quienes roncan por dormir con la boca abierta.

Las férulas para las fosas nasales suelen ser de tamaño estándar y de silicona, y se pueden comprar en cualquier farmacia.

En cuanto al resto de causas, al estar relacionadas con nuestros hábitos de vida o sueño, podemos corregirlas abandonando el tabaco y alcohol, cambiando la postura al dormir, etc.

Esta entrada fue publicada en Ronquido. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *