¿Google = Skynet?

La famosa compañía que ha cambiado Internet y que, en mi humilde opinión, la hizo despegar definitivamente, abandonó hace tiempo la idea de ser únicamente el mejor buscador online para agrupar montones y montones de funcionalidades: gestión ofimática en la nube, redes sociales, sistemas operativos, gafas de realidad virtual y un largo etcétera formado por cantidad de productos y servicios de pequeñas (y no tan pequeñas) compañías absorbidas por el gigante de Mountain View.

Los largos tentáculos de Google

Usamos a diario Android en smartphones y tablets, sobre todo en España, donde 9 de cada 10 dispositivos móviles comprados usan este sistema operativo. El campo de la ofimática online está dominado con puño de hierro por Google gracias a su suite de webapps ‘Google Drive’. Gmail es el gestor de correo más usado en todo el globo. YouTube almacena millones de vídeos y lidera con gran ventaja el campo del streaming multimedia. Google Maps, junto a la app integrada Waze comprada por 1300 millones de dólares, son los reyes en el campo de la geolocalización y rutas. Chrome es, cada vez más, el navegador preferido por millones de usuarios. Y así podríamos continuar durante un buen rato, a medida que contamos las compañías compradas por el gigante de Mountain View.

Don't be evil

Todo esto, todo este poder en la Red (y fuera de ella) me inquieta y estoy segura de que no soy la única. ¿Cómo no estarlo? Estamos hablando de una empresa que escanea correos y documentos (y a saber qué más) para elegir qué publicidad mostrarte y, además, ha intentado afianzar aún más su posición dominante en Internet con su hasta ahora fallida red social, Google Plus.

Al fin y al cabo, sólo podemos esperar que hagan caso a su famoso eslogan corporativo “don’t be evil” (no seas malvado), una frase que nos han vendido desde Google como leitmotiv que inspira sus movimientos y que sugiere el no uso de nuestros datos personales con fines maliciosos. Con los tiempos ultracompetitivos que corren en la Red, ¿debo creer que lo acatan con rotundidad?

Google es una empresa que se nutre en gran parte de la publicidad dirigida, una publicidad que apunta bien a cada usuario gracias a los datos que éste le suministra. ¡Qué negocio el del buscador! Nada menos que 14.000 millones ingresó por publicidad la compañía dirigida por Larry Page en 2013. Demasiada tentación para no usar nuestros datos, ¿no creéis?

Y no puedo más que levantar la ceja con sorpresa cuando leo las declaraciones del bueno de Larry, a raíz del escándalo de la NSA:

Para mí es extraordinariamente decepcionante que el gobierno estadounidense haya hecho todo eso en secreto y no nos haya dicho nada.

¿Se cachondea de nosotr@s o hace un enorme ejercicio de hipocresía?

Qué existe y qué no existe

Google es el mejor buscador, sin duda. Nadie ha podido ni puede, hasta el momento, competir con la eficacia de sus búsquedas. Parece que te lea el pensamiento: te corrige malas escrituras, responde a tus preguntas con el enlace adecuado, encuentra a personas y lugares con rapidez… No se le puede pedir más, ciertamente.

Pero esa posición dominante permite a la compañía decidir qué se ve y qué no se ve, es decir, lo que existe en la Red y lo que no existe. Al fin y al cabo, teniendo en cuenta las dimensiones de Internet, si no conoces la url de una web resulta imposible encontrarla sin un buscador.

Y es aquí donde entra en juego el famoso SEO, las técnicas utilizadas por los informáticos para posicionar mejor en los buscadores, en definitiva, en Google. Cuanto mejor sean los informáticos, es decir, cuanto mejor sea la compañía dedicada al SEO que hayas contratado, mejor posicionada estará tu web y más visitas tendrás. ¿Qué sucede con el bloguer@ que inicia su andadura en Internet al que no conoce ni Dios? Nadie te verá, amig@. Alguien te descubrirá, tarde o temprano, pero deberás hablar con tu eco durante mucho tiempo.

Todo esto es así… hasta que Google dice que ya no lo es. Y cuando lo hace, puede borrar de un plumazo decenas de miles de visitas de una web y, por tanto, acabar con un negocio al grito de “¡porque yo lo digo!”. Es así, guste o no.

En fin, cierro este google doc.

Esta entrada fue publicada en Internet y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Google = Skynet?

  1. Rano dijo:

    Y el tal Larry Page se puso las manos en la cabeza con gesto desesperado tras el asunto del espionaje americano. A saber cuántas llaves les habrá dado Google a los espías para que entren por su (nuestra) casa. Qué falsedad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *