Vox y elecciones andaluzas 2018

Las recientes elecciones andaluzas están siendo motivo de tertulia en los medios de prensa e incluso entre los ciudadanos de toda España. El motivo de dichas conversaciones no es la inestabilidad de una comunidad autónoma que se encuentra con 500.000 pobres mas en la última década, o que 3 de cada 10 personas contratadas no superan los 327€/mes. (Según estudio redactado por la Red Andaluza contra la pobreza y la Exclusión) El motivo de dichas charlas y corrillos es atacar al grupo político llamado Vox, cuyo secretario general es el señor Javier Ortega. De hecho, no puedo evitar fijarme en la superioridad moral que tienen los ciudadanos defensores y los partidos políticos afiliados a la izquierda, frente al empequeñecimiento y acomplejamiento de los seguidores y partidos asociados a la derecha. Partiendo de la base de que España es un estado constitucional; la simbiología fascista asociada a la derecha por parte de la extrema izquierda, y de ciertos grupos afiliados a la misma, no hace otra cosa que abrumarme ante el futuro político y la unidad de todas las personas que habitamos aquí. El problema comienza cuando etiquetamos la conservación de las tradiciones, el orden y las fronteras a la derecha; en contraposición a la igualdad, defensa de los desposeídos y en general la apertura de todas las fronteras sociales y físicas son atribuidas a la izquierda.  En un “equilibrio político perfecto” dichas ideologías deberían ir alternando el poder según lo requieran los ciudadanos, basando su voto en la necesidad de una política u otra. Con esto quiero decir que ambas ideologías deben ser respetadas y sopesadas al llegar las elecciones, escogiendo lo mas beneficioso según la opinión de cada individuo en ese determinado momento. Dicha posibilidad queda cada vez mas empequeñecida cuando una de las dos corrientes dedica la mayor parte de su esfuerzo a difamar, a etiquetar de fascista a todo aquello que no coincida en un ciento por ciento con sus ideas. Nos venden con sus palabras que la extrema izquierda si es sostenible; pues con esta ideología tendremos un mundo sin discriminación racial, con todas las necesidades básicas del individuo cubiertas, con amor libre e ideas y con igualdad de derechos. Todo esto, vuelvo a repetir, siempre y cuando los sigas con fe ciega y sin diversidad de opiniones. Claro está, que todo aquello que se devíe un ápice de su política o pensamientos se tachará de fascista y harán todo lo que esté en su mano para repudiarlo y poner a la sociedad española en su contra…

Vayamos por partes, pues creo recordar que cualquier libro o escrito histórico nos va a desvelar que la razón en todo lo que predican no está de su parte. No creo que sea necesario poner datos sobre los miles de personas que han muerto y mueren hoy día a causa de este tipo de políticas en regímenes comunistas. Todo ello en nombre de la multiculturalidad, el respeto y el amor…

Claro está que nos venden una extrema izquierda actualizada a los tiempos que corren; con temas de hoy día como la igualdad de género, por poner un ejemplo. Todos pudimos ver la actuación de unas mujeres hace no tanto tiempo en el programa de Buenafuente, proclamando a España que no se puede ser feminista y de derechas. Y por si fuese poca la acusación remataban entre risas y felicidad que “no se puede ser buena persona y ser de derechas”. Con este tipo de comentarios en un programa de ámbito nacional, lo único que conseguimos es destruir la igualdad que debe haber entre todos los partidos políticos e ideologías, puesto que estamos tachando de “anormal” y “mala persona” a todo aquel que no siga la extrema izquierda. Todos hemos oído o leído la famosa frase feminista: “Ante la duda la nuca del hombre al bordillo”. O aquella que dice: “No hay nada mas tonto que un obrero de derechas”.

Cierto es que parte del problema tambien está en la dejadez de la derecha española hacia el discurso histórico, permitiendo la tergiversación de los hechos del pasado a favor de un discurso comunista. La extrema izquierda ha hecho cimientos en una época fascista ya pasada, destruyendo la memoria histórica y tachando al colectivo español de poco mas que unos corderitos que se dejaron gobernar y que, sin ellos, volverían a esa época ya pasada de pocos derechos y libertades.

Con todo esto, y muchísimos datos mas que no pongo por no hacer este artículo interminable; nos venden que debemos ser de la extrema izquierda, ultra feministas y destruir todo símbolo relacionado con lo español. Huir de nuestra bandera y nuestra historia es necesario para ellos, aunque no los veo de quejarse cuando en cataluña se quieren independizar y formar su propio país cerrado al resto de España, con su propio idioma y besando su bandera. Al igual que no los veo de quejarse ni condenar el régimen ultra izquierdista de Venezuela. No los veo de condenar al señor líder de Podemos, por vivir en un palacio poco menos que de cristal, pagado por el resto de españoles que se supone debemos tener una vida digna. No lo veo de abrir sus puertas a inmigrantes ni a familias en riesgo de desamparo o exclusión social…

Con todo esto no quiero que parezca que la derecha es la solución a todos los problemas de nuestro pequeño territorio, simple y llanamente hay que respetar las ideologías de cada uno de los individuos que componen nuestra comunidad de vecinos. Si, vecinos, has leído bien, pues en el fondo todos los españoles no somos mas que una comunidad de vecinos que estamos aquí para vivir lo mejor posible. No nos gusta que nos roben, que nos mientan, que nos quiten el derecho a decidir ni nos maltraten. Es tan sencillo como respetar al prójimo, sus creencias y sus ideas. Si no estamos de acuerdo lo decidirán las urnas. Y si a algún partido no le gusta el resultado de las mismas, debería mirar hacia dentro y buscar soluciones, no tachar de fascistas a todos los demás menos a ti.

Vox no es mas que una quinta opción que llega donde está porque las cuatro opciones anteriores no han sabido cubrir las necesidades de los votantes. Ahora es el momento de demostrar y no de criticar.

He dicho.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *